Insulta, amenaza y grita a una médico mientras lo graba con el móvil en el hospital de la Axarquía

Concentración en el Hospital Comarcal de la Axarquía./SUR
Concentración en el Hospital Comarcal de la Axarquía. / SUR

La paciente quería utilizar dicha grabación para denunciarla a ella y al hospital en caso de que el diagnóstico no fuera el acertado, según denuncia el Sindicato Médico de Málaga

SURMálaga

Nueva agresión en el ámbito sanitario, esta vez registrada en el Hospital Comarcal de la Axarquía, según denuncia el Sindicado Médico de Málaga (SMM) en una nota de prensa enviada a los medios. Ocurrió durante la tarde del pasado jueves cuando se produjo «una agresión verbal y amenazas a una residente de medicina general en las Urgencias del hospital». Una paciente, según relata el comunicado, tras haber sido diagnosticada y tratada, «exigió a su médica que le recordara por enésima vez, grabando la conversación con su teléfono móvil, punto por punto todo lo que le había explicado con anterioridad, con el objeto de que si el diagnóstico no fuese acertado, utilizar dicha grabación para denunciarla a ella y al hospital». Todo ello se desarrolló «bajo coacciones, voces, amenazas e insultos» teniendo como testigos a los profesionales de seguridad del centro hospitalario, señala el sindicato.

Tras esto, la paciente fue dada de alta una vez que los médicos adjuntos responsables de la residente dieron su visto bueno. Por este motivo, los médicos se han concentrado este martes en la entrada de Urgencias del hospital para «dar la cara y reprobar esta actitud agresiva de la paciente», además de apoyar a la compañera agredida.

Según apunta el sindicato, las agresiones tanto físicas como verbales al personal sanitario de la provincia de Málaga siguen produciéndose «e incrementando una lacra que parece asentarse con una naturalidad pasmosa en la sociedad malagueña para asombro, incomprensión e incertidumbre de los profesionales».

Así, el número de agresiones en Málaga en lo que va de año ya supera la treintena e iguala prácticamente los casos que se dieron en 2018 en estas mismas fechas, llegando a alcanzar la cifra de ochenta incidentes durante esos doce meses, según señala el SMM quien insiste a la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía «en adoptar un plan con carácter inminente que vele por la seguridad de los facultativos, medidas más contundentes que calen en la sociedad, además de la puesta en marcha de una campaña de concienciación ciudadana ante este grave problema».

El SMM sigue proponiendo «un mapa de zonas de mayor riesgo actualizado, la inclusión de cámaras de vigilancia y sirenas en consulta y pasar por revisión los botones antipánico, además de sanciones administrativas, incrementar la seguridad en los centros sanitarios y la identificación de los reincidentes cuando acudan a los centros de salud u hospitales», puntualizada el comunicado.