Inauguran un restaurante de 4.000 metros cuadrados junto a la Cueva del Tesoro

El edificio es un diseño del arquitecto Fernando Rodríguez. /Eugenio Cabezas
El edificio es un diseño del arquitecto Fernando Rodríguez. / Eugenio Cabezas

Los empresarios locales Óscar Delgado y Conchi García invierten dos millones de euros en la ejecución del proyecto hostelero 'Lacaliza'

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Rincón de la Victoria cuenta desde hace unos días con uno de los restaurantes de mayores dimensiones de la provincia, un espacio con capacidad para 400 comensales, que dispone de 4.000 metros cuadrados de superficie. 'Lacaliza' es el nombre que sus impulsores, los rinconeros Óscar Delgado y Conchi García, han dado al establecimiento, situado a escasos 50 metros de la Cueva del Tesoro. «Es un homenaje a la piedra caliza que forman los acantilados de El Cantal», confesó el empresario hostelero, que ha estado al frente, junto a su pareja, del restaurante Riosol, junto al centro comercial, desde hace más de dos décadas.

El enclave donde se ubica el nuevo restaurante era un antiguo establecimiento que llevaba cerrado una década, y que era propiedad de la entidad financiera Unicaja Banco. «Hemos estado dos años con el proyecto, pero por suerte ya es una realidad», dijo Delgado, quien apuntó que su establecimiento es «un nuevo concepto», porque aúna restaurante, cafetería, salón de celebraciones, tienda, aulas de formación y terraza. En total, sobre una parcela de 2.200 metros cuadrados, dispone de 4.000 metros cuadrados útiles, con una terraza de 1.900 metros cuadrados. «Es una de las mejores terrazas de la Costa del Sol, tenemos una vistas espectaculares», presumió el empresario.

La inversión total ha rondado los dos millones de euros, y del edificio original apenas se ha mantenido un 20% de la estructura. El diseño, moderno y vanguardista, ha sido elaborado por el arquitecto Fernando Rodríguez. La carta cuenta con productos frescos y de calidad, con especial atención a la gastronomía malagueña. «Intentamos usar siempre productos de la tierra, como los aguacates y los mangos», detalló Delgado.

«Estamos muy contentos con la acogida que ha tenido en estas primeras semanas y ya tenemos reservas para celebraciones hasta el mes de mayo de 2019», confesó el empresario. La actuación ha permitido además recuperar un entorno que estaba muy degradado, con 14.000 metros cuadrados de aparcamientos públicos en las inmediaciones.

 

Fotos

Vídeos