Impulsan el único tramo pendiente de la Senda Litoral en Rincón de la Victoria

Antonio Fernández, Marina Bravo y Sergio Díaz, ayer en la zona./Eugenio Cabezas
Antonio Fernández, Marina Bravo y Sergio Díaz, ayer en la zona. / Eugenio Cabezas

La Diputación culmina el proyecto para mejorar el tránsito peatonal entre Los Rubios y el arroyo Santillán, con un coste de 407.000 euros

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El proyecto de la Senda Litoral, que unirá Manilva y Nerja a lo largo de 181 kilómetros de senderos peatonales y para bicicletas, sigue avanzando. La Diputación, que impulsa la iniciativa junto a los ayuntamientos del litoral malagueño, ha concluido la redacción del anteproyecto del único tramo pendiente de ejecutar en Rincón de la Victoria. Se trata de una actuación que se realizará entre la playa de Los Rubios y el arroyo Santillán, en el límite con Vélez-Málaga, cuantificada en 407.000 euros y que financiará la institución provincial.

La diputada de Medio Ambiente y Promoción del Territorio, Marina Bravo, visitó ayer la zona de actuación junto al alcalde accidental de Rincón de la Victoria, Antonio Fernández (PP), y el edil de Infraestructuras, Sergio Díaz (PP). La diputada entregó el proyecto, redactado por Turismo y Planificación Costa del Sol, para que el Ayuntamiento dé su visto bueno e inicie la tramitación para obtener las autorizaciones necesarias de la Junta y de la Demarcación de Costas antes de acometer las obras.

Las obras del sendero peatonal se llevarán a cabo sobre un trazado que ya existe en la actualidad, pero que se encuentra muy degradado y con invasión de vehículos en muchas ocasiones. Se actuará en un tramo de 163,6 metros de longitud, con tres metros de ancho, colocando un pavimento de madera, clavado sobre el terreno y compactado. Su uso será exclusivamente peatonal, por lo que quedará prohibida la circulación de vehículos en general, y se respetarán los accesos a la playa existentes.

La actuación incluye también la regeneración ambiental del entorno inmediato del sendero con la revegetación de praderas de playa y de ribera junto al arroyo Santillán, que ayudarán a la estabilización del actual talud. Éste será mejorado con actuaciones puntuales previstas por la propia Demarcación de Costas. La estabilidad del sendero se asegura con cimentaciones puntuales a través de hincas de madera que alcanzarán profundidades entre tres y seis metros. Asimismo, se prevé la regeneración de los taludes con escolleras en aquellos lugares donde ya existen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos