Hallan el cuerpo sin vida de un hombre en una playa de Nerja

Efectivos policiales, en el Balcón de Europa. /E. Cabezas
Efectivos policiales, en el Balcón de Europa. / E. Cabezas

El cadáver ha sido trasladado hasta un varadero de la playa nerjeña de El Playazo para proceder a su examen forense

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Trágico suceso este lunes en Nerja. El cuerpo sin vida de un hombre de mediana edad ha sido hallado este mediodía en una playa de la localidad más oriental de la provincia, según ha informado el sistema Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior.

Así, un particular llamó al 112, sobre las 15.25 horas, para informar de que había visto en el agua, a unos 50 metros de la orilla, el cuerpo de una persona, a la altura del Balcón de Europa. El centro coordinador activó de manera inmediata a la Policía Local, a la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES), a Protección Civil, a la Guardia Civil y a Salvamento Marítimo.

La Guardia Civil ha confirmado al 112 que el cuerpo sin vida hallado en el agua es el de un varón, sin que hayan trascendido más datos de su identidad, aunque se ha descartado que sea vecino de Nerja, o circunstancias del fallecimiento. No obstante, por la hora y el lugar en el que se ha encontrado, se especula sobre un posible suicidio. De hecho, el cuerpo apareció completamente vestido. En todo caso, tampoco se descarta que pudiera tratarse de un inmigrante fallecido en alta mar, cuyo cuerpo haya podido ser arrastrado por el temporal de levante que en los últimos días ha azotado el litoral andaluz.

El cadáver ha sido trasladado por una embarcación de Protección Civil hasta un varadero situado en la nerjeña playa de El Playazo, hasta donde se ha desplazado la comitiva judicial para proceder a su levantamiento. El suceso ha provocado un gran revuelo en el entorno del famoso mirador nerjeño, lo que ha obligado a la Policía Local a acordonar la zona.

La Guardia Civil, en el varadero al que se trasladó el cuerpo.
La Guardia Civil, en el varadero al que se trasladó el cuerpo. / E. Cabezas