La Guardia Civil vuelve al Castillo de Bentomiz en busca de pistas sobre Dana Leonte

Efectivos de la Guardia Civil, desplegados este domingo en las inmediaciones del Castillo de Bentomiz. /E. CABEZAS
Efectivos de la Guardia Civil, desplegados este domingo en las inmediaciones del Castillo de Bentomiz. / E. CABEZAS

Los agentes se despliegan por quinta jornada consecutiva en el entorno del monte situado frente a Arenas para localizar indicios de la joven rumana, de 31 años, que falta de su domicilio desde el pasado día 12 de junio

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La Guardia Civil no baja los brazos en ningún momento. A pesar del calor sofocante, de la falta de pistas significativas y del agotamiento de los días transcurridos sin ningún tipo de indicio fiable, por quinta jornada consecutiva, este domingo han continuado las labores de búsqueda de la joven rumana Dana Leonte, de 31 años, que falta de su domicilio en Arenas desde el pasado día 12 de junio. Agentes del Instituto Armado han vuelto a las inmediaciones del monte del castillo árabe de Bentomiz, situado justo enfrente del casco urbano de este pequeño municipio de la Axarquía, de apenas 1.100 habitantes.

Los agentes están realizando batidas a pie y en coche, ampliando cada vez más el radio de búsqueda, para localizar pistas que conduzcan al paradero de esta joven, después de que su novio, Sergio Ruiz, con el que tiene una bebé de siete meses, que se ha quedado a su cargo, denunciara su desaparición, asegurando que ella le había dicho que estaba «agobiada y presionada» por un supuesto prestamista y por otras deudas de sus negocios de hostelería en estos últimos años, y que se iba a marchar a su país natal.

Sin embargo, esta versión contrasta con la que ofrece el hermano de la joven, Florín Leonte, quien reitera que «no es normal que no llame ni dé señales de vida, porque ella siempre estaba pendiente de las redes sociales, y sus dos teléfonos móviles están apagados». Además, según el hermano, ella estaba «muy ilusionada» con el hecho de ser madre. Paralelamente, Florín Leonte asegura que Dana «no tenía la documentación en regla, por lo que no podría haber salido de España».

La búsqueda de la joven rumana continúa alterando la vida de la pequeña localidad axárquica, tomada desde hace unos días por decenas de periodistas y medios de comunicación, que tratan de aportar algo de luz sobre esta inquietante desaparición. Aunque inicialmente se investigó como una fuga voluntaria, desde hace unos días todas las líneas de análisis e investigación están abiertas y no se descarta ninguna hipótesis. Así, el pasado miércoles se llevó a cabo un exhaustivo registro de la vivienda de la pareja, situada justo detrás del cementerio municipal, durante cerca de siete horas, en presencia del novio, y al día siguiente se incorporó a las tareas de búsqueda un helicóptero, además de un dron.

En el inmueble los especialistas de Criminalística de la Guardia Civil tomaron diversas muestras biológicas, marcadas por el perro de agua de la Unidad Canina, cuyos resultados aún no se conocen. También se analizaron los restos de dos hogueras encendidas en las últimas semanas en el exterior de la casa familiar. En los exteriores se están revisando caminos, zanjas y movimientos de tierras en fincas próximas.

El novio prestó declaración en el cuartel de Vélez-Málaga durante cuatro horas y al día siguiente reiteró lo que lleva manteniendo desde el pasado sábado, jornada en la que se conoció la desaparición, que ella le dijo que se iba a marchar a su país natal, porque estaba «agobiada» por las deudas que tenía y que un prestamista la estaba «amenazando y extorsionando». «Me siento señalado, me están acosando, cuando yo no tengo nada que ver, se ha ido porque le ha dado la gana y me ha dejado sólo con la niña«, manifestó Ruiz.

«Me tuvieron cuatro horas, en una habitación allí con cuatro tíos diciéndome 'vas a estar 20 años en la cárcel, confiesa que has sido tú, que tú has matado a Dana'. Pues no lo voy a confesar porque yo no he sido«, afirmó, al tiempo que añadió: »Yo estoy tranquilo, que averigüen, pero que no me echen culpas«, afirmó. Por su parte, el supuesto prestamista ha contactado con varios medios de comunicación para negar que él tenga nada que ver con el paradero de Dana Leonte.

«En ningún caso la lamentable e inoportuna desaparición de Dana tiene que ver con supuestos prestamistas, más bien con que esta persona desaparecida no se encontraba a gusto en su entorno social y, sobre todo, por la incomodidad que le suponía atender a su bebé. De sobra es sabido que no lo quería tener desde el momento que supo que estaba embarazada. Yo estoy felizmente casado, tengo un buen trabajo y vivo muy tranquilo. Ruego a los medios que no me molesten más. No voy a entrar en cotilleos absurdos que además no guardan relación conmigo«, manifestó el supuesto prestamista.

Un vehículo de la Guardia Civil, en la zona alta del monte de Bentomiz.
Un vehículo de la Guardia Civil, en la zona alta del monte de Bentomiz. / E. CABEZAS