Frigiliana lleva al juzgado una antena de telefonía móvil junto a una guardería

La antena de telefonía se instaló hace dos décadas./E. C.
La antena de telefonía se instaló hace dos décadas. / E. C.

El Ayuntamiento presenta un contencioso a las operadoras del poste instalado hace dos décadas, por el que ingresa 6.500 euros al año

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El Ayuntamiento de Frigiliana ha decidido tomar cartas en el asunto de la antena de telefonía móvil situada en el interior del recinto de la guardería municipal, un emplazamiento en el que lleva instalada desde hace dos décadas. En la última sesión plenaria, celebrada a finales del pasado mes, el gobierno del PSOE en minoría aprobó, con el apoyo del PP y la abstención del PA, iniciar acciones judiciales contra las dos operadoras de telecomunicaciones (Vodafone y Orange) que explotan este poste, por el que el Consistorio ingresa 6.500 euros anuales en concepto de alquiler.

Esta antena ha sido objeto de continuas críticas vecinales, por estar situada dentro del casco urbano, en un entorno en el que viven alrededor de un millar de personas, y donde están muy próximo, además de la guardería, otros equipamientos como el consultorio médico, la casa de la cultura, un centro de usos múltiples y la biblioteca. Sin embargo, los anteriores equipos de gobierno, del PA entre 1995 y 2015, y hasta febrero de 2017 el PP, no habían decidido tomar medidas legales. Los residentes llegaron a recoger más de 500 firmas en 2014 pidiendo al Consistorio su retirada.

El gobierno municipal de entonces, presidido por el andalucista Javier López, argumentó que los informes del Ministerio de Industria arrojaban que los niveles de emisiones de la antena estaban «dentro de lo permitido por la ley». «No es sólo una cuestión de salud, por el peligro que pueda suponer, sino que es también por motivos estéticos, no podemos tener esa antena en mitad del pueblo, con esas dimensiones», afirmó el alcalde, Alejandro Herrero (PSOE).

Los vecinos denuncian que en la zona se han producido varios casos de cáncer en estos 20 años. El Consistorio ha ofrecido a las operadoras varias ubicaciones alternativas, y está dispuesto a asumir parte del coste del traslado, valorado en 50.000 euros. En la sesión PSOE y PP aprobaron también, con la abstención del PA, una ordenanza para regular la instalación de antenas en el caso urbano, con la limitación de que deberán estar a un mínimo de 200 metros de centros públicos. El poste se instaló en 1999, por un periodo de 50 años.