Firman la venta de una parcela del Parque Tecnoalimentario para una escuela de pilotos

María Santana, Antonio Moreno Ferrer y Juan Manuel Martín. /E. C.
María Santana, Antonio Moreno Ferrer y Juan Manuel Martín. / E. C.

El Ayuntamiento vende 2.788 metros cuadrados de la tecnópolis a la empresa Axarquía Aviation Park por 419.763 euros

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Nuevo paso para que el Parque Tecnoalimentario de Vélez-Málaga cuente con una escuela de pilotos. El recinto cerró ayer la compraventa de una de sus parcelas a la empresa Aerodynamics Málaga para la implantación de un campus de formación y entrenamiento aeronáutico. El alcalde, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), firmó el contrato para la adquisición de la parcela por parte de la empresa Axarquía Aviation Park, que actuará bajo la marca de Aerodynamics Málaga, según informó el Ayuntamiento en una nota.

Asimismo, se firmó un contrato de arrendamiento con opción a compra de los terrenos situados en el Plan Especial Aeroportuario, de unos 32.000 metros cuadrados, que se destinarán a zona de aparcamiento de aeronaves y para las instalaciones necesarias en las que se desarrollarán actividades de formación aeronáutica.

El regidor detalló que la futura academia de pilotos, que estará ubicada junto al aeródromo Leoni Benabú, contará con un edificio de dos plantas, con un espacio dedicado a la escuela y otro para la residencia de los alumnos, con la intención de ofrecer un servicio centralizado.

Este centro ocupará una superficie de 2.788 metros cuadrados y la compra de los terrenos en los que se edificará ha supuesto una inversión de 419.763 euros. Moreno Ferrer dijo que «el elemento estrella y diferenciador» de la escuela será un simulador de vuelo de última generación, «pionero y único en toda España».

Simulador de vuelos

Este sistema de entrenamiento tiene un valor que supera el millón y medio de euros y cuenta con una cabina y mandos reales correspondientes a un Airbus 320, cuya llegada a Vélez-Málaga está prevista para finales de este año.

El director general de Aerodynamics Málaga, Juan Manuel Martín, aseguró que la obtención de la certificación para poder instalar este modelo de simulador implica una inversión de 300.000 euros, y las horas empleadas en el mismo pueden ser computadas como horas efectivas de vuelo de los pilotos en práctica. Además, apuntó que la mayor de los alumnos que albergará el campus serán internacionales y que llevaban tiempo demandando un espacio como el que se creará en el Parque Tecnoalimentario, «un enclave inmejorable por la cercanía al aeródromo y en cuanto a comunicaciones, servicios y clima».