Fallece una mujer en Vélez-Málaga arrastrada por la corriente al intentar cruzar un río

Imagen del río Seco/PROTECCIÓN CIVIL
Imagen del río Seco / PROTECCIÓN CIVIL

El suceso, que se produjo pasadas las 20.30 horas cuando trataba de pasar al otro lado del cauce con su marido, está siendo investigado por la Policía Nacional

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Una mujer de unos 50 años falleció ayer en el municipio de Vélez-Málaga al ser arrastrada por la corriente cuando intentaba cruzar el cauce de un río junto a su marido. El suceso se produjo pasadas las 20.30 horas en río Seco. El cuerpo sin vida de la víctima pudo ser localizado apenas una horas después a unos dos kilómetros de distancia del lugar por donde intentó cruzar a pie el cauce. La mujer presuntamente estaba cruzando el río junto a su marido a la altura de la Hacienda Macarena, ya de noche, cuando fue arrastrada por el caudal. Fue el marido quien dio aviso al 112, que de inmediato activó el correspondiente dispositivo de búsqueda, lo que permitió localizar el cadáver a dos kilómetros de donde fue arrastrada por la corriente.

Hasta el lugar se desplazaron afectivos de Policía Nacional, Policía Local, Consorcio Provincial de Bomberos y Protección Civil. Al cierre de esta edición el cadáver no había sido aún levantado, ya que se estaba a la espera de la llegada de la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía, que se ha hecho cargo de la investigación.

Aunque a la hora en la que la mujer fue arrastrada por la corriente ya no estaba lloviendo en el municipio, el cauce llevaba una gran cantidad de agua después de haber registrado precipitaciones a lo largo de todo el día. Ayer se llegaron a recoger en el municipio veleño hasta 71,8 litros por metro cuadrado en algunos puntos.

La Policía Nacional quiere conocer qué estaba haciendo la pareja a esa hora, ya de noche, en dicha zona y por qué quisieron cruzar andando el río.

Autopsia

La autopsia ha confirmado la muerte por ahogamiento. Fuentes del Instituto de Medicina Legal de Málaga han informado a Efe de que la causa del fallecimiento ha sido la asfixia por sofocación, debido a la obstrucción de las vías aéreas por el barro y el lodo.

El cadáver presentaba múltiples politraumatismos, compatibles con el arrastre y el impacto contra elementos del río, caso de un golpe en el lado izquierdo de la frente, una fractura en el tobillo derecho y varias costillas rotas.

Las mismas fuentes han precisado que la víctima no tiene heridas violentas por parte de terceros ni heridas de defensa, aunque han incidido en que no se le han podido tomar muestras de las uñas.