Estabilizan los acantilados de Burriana para reabrir un sendero

E. C.

El Ayuntamiento de Nerja está realizando trabajos de estabilización de los taludes de los acantilado de la playa de Burriana, en el extremo más occidental de esta franja litoral. El objetivo del proyecto, que tiene un coste total de 600.000 euros, es reabrir parcialmente el sendero peatonal que discurre debajo de las paredes de piedra, que lleva cerrado desde marzo de 2002 por los desprendimientos de rocas. El Consistorio nerjeño confía en poder reabrirlo una vez que se estabilice el acantilado.