Ecologistas alertan de un posible daño ambiental en el paraje natural de Maro

Gena denuncia labores de rastrillado con maquinaria pesada en la playa de El Cañuelo y el Consistorio responde que se hace desde hace años con permiso de la Junta

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El paraje natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo es una de las escasas franjas del litoral malagueño sin urbanizar. Sin embargo, la zona no está exenta de amenazas y daños ambientales. El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía, Gena-Ecologistas en Acción, denunció ayer la presunta destrucción de un hábitat de interés comunitario en este enclave como consecuencia de una operación de rastrillado de la playa de El Cañuelo.

Gena ha presentado una denuncia ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil, que también ha remitido a la Delegación Territorial de Medio Ambiente, por estos hechos, efectuados mediante maquinaria pesada el pasado lunes. El presidente de Gena, Rafael Yus, dijo que el rastrillado, una actuación que se hace con regularidad en las playas turísticas, se ha aplicado en el paraje natural «con un criterio equivocado, puesto que en la normativa no se contempla su modificación para un uso turístico».

Por su parte, fuentes municipales apuntaron a SUR que estas labores de rastrillado de la playa se llevan haciendo «muchos años, con la supervisión de la Delegación de Medio Ambiente», que es la les dice en qué zonas de la playa se puede actuar con la maquinaria pesada municipal. Tras conocer esta versión, Yus manifestó que esperarán a la respuesta de la Junta y, en su caso, trasladarán el asunto a la Fiscalía de Medio Ambiente.

Temas

Nerja

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos