La defensa del patrimonio natural y cultural, la mejor lección en el aula

Alumnado de los seis centros educativos participantes, en una visita a la torre vigía de Maro en mayo./E. C.
Alumnado de los seis centros educativos participantes, en una visita a la torre vigía de Maro en mayo. / E. C.

El IES El Chaparil participa en un programa europeo de intercambio con cinco centros de Francia, Italia, Bulgaria y Rumanía sobre la protección del entorno

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Conocer el entorno natural, cultural y patrimonial para valorarlo y protegerlo. Ésta es la filosofía que promueve el proyecto de intercambio europeo 'Erasmus+' puesto en marcha este curso por el IES El Chaparil de Nerja junto a otros cinco centros educativos europeos. En la iniciativa, titulada en francés 'Patrimoines: s'engager au présent pour sauver l'avenir', es decir, 'Patrimonio: implicarse en el presente para salvar el futuro', participan, junto al instituto nerjeño, dos centros franceses (Roussillon y Bernay, en la zona de Provence-Alpes-Côte d'Azur y Haute Normandie), uno italiano (Siracusa, Sicilia), uno búlgaro (Bélene, Pleven) y uno rumano (Cluj-Napoca, Transilvania).

El proyecto tiene una duración de dos cursos académicos. Así, este año los estudiantes nerjeños han viajado en dos ocasiones a Francia y una al pueblo búlgaro. A finales del mes pasado recibieron la visita de las delegaciones de los cuatro países en la localidad del Balcón de Europa. El programa incluyó visitas a los principales enclaves naturales y patrimoniales del municipio, como el paraje natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo o la Cueva de Nerja, además de recorrer otros enclaves próximos como Alfarnatejo, donde visitaron un cortijo típico, Cómpeta y Granada.

«En general el impacto cultural y social que reciben es muy fuerte, porque somos países muy diferentes, aunque al principio están todos un poco retraídos, rápidamente se intercambian impresiones y se comparten vivencias», explica María Aránzazu Núñez, una de las profesores participantes en el programa. Junto a sus compañeros Carmen Tapia, Javier Beas, Paco Cid, Carlos Zubeldia, Felisa Carrillo y Ana Zamora, han trabajado en tres grandes ejes: el hábitat costero de los acantilados de Maro-Cerro Gordo, la línea del tiempo desde la Prehistoria hasta la actualidad, recogiendo los hitos de nuestra historia en las diferentes visitas, y la vida en un cortijo de la Axarquía, mediante la realización de una maqueta con sus diferentes dependencias.

La falta de depuradora

«Son programas muy interesantes, que fomentan el intercambio cultural y la conciencia de ser europeos, aunque tengamos culturas totalmente distintas, un clima y una manera de ser tan diferentes», sostiene Núñez, quien resalta que otro de los objetivos del programa 'Erasmus+' es que los estudiantes, de ESO y Bachillerato, sean conscientes de las amenazas que suponen el cambio climático, la contaminación y la falta de depuración de las aguas.

«En Nerja, lamentablemente, tenemos un ejemplo muy negativo, de hecho los alumnos han realizado un pequeño teatro basándose en los vídeos de los emisarios expulsando las aguas fecales sin tratar, que nos ha parecido muy aleccionador», sostiene esta docente de Francés. El programa continuará el próximo curso con viajes de grupos reducidos, de cuatro alumnos, a los centros educativos de Francia, Italia y Rumanía. «El objetivo principal es que los alumnos tomen conciencia de la importancia de proteger y cuidar el entorno natural, sólo tenemos un planeta y hay que garantizar el futuro», concluyó la profesora de Francés.

Temas

Nerja