Cierran parcialmente la playa de Burriana de Nerja por unos vertidos de aguas fecales

Imagen de los desprendimientos en el talud del acantilado. /E. Cabezas
Imagen de los desprendimientos en el talud del acantilado. / E. Cabezas

Desprendimientos en un talud de los acantilados han roto una tubería, lo que ha obligado al Ayuntamiento a actuar de urgencia

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZASNerja

El extremo más occidental de la playa nerjeña de Burriana permanece desde ayer por la tarde cerrado al público tras detectarse unos vertidos de aguas fecales, originados como consecuencia de la rotura de una tubería por los desprendimientos de rocas del talud de los acantilados cercanos, a raíz de las últimas lluvias. El Ayuntamiento ha informado este jueves de la medida, al tiempo que ha asegurado que «lamenta las molestias» y que los operarios municipales «están trabajando para solucionar la situación».

En este sentido, la alcaldesa, Rosa Arrabal (PSOE), ha recordado que los problemas con esta tubería se vienen repitiendo desde hace varios años, y que en 2017 «intentamos solucionarlo con un proyecto de estabilización del talud, con una inversión de 600.000 euros, pero PP y Ciudadanos lo rechazaron en el pleno», ha apostillado. La decisión de cerrar esta franja de la playa, en el tramo de la urbanización Tuhillo y debajo del mirador del Bendito, de unos 300 metros de longitud, se ha hecho a petición de la Delegación de Salud, por parte de la Policía Local y de los Servicios Operativos Municipales, «como medida de precaución».

La tubería de fecales rota por las rocas.
La tubería de fecales rota por las rocas. / E. Cabezas

La regidora nerjeña, junto al concejal de Infraestructuras, José María Rivas (PSOE), técnicos municipales y representantes han estado este jueves en el lugar, comprobando así que tras las últimas lluvias en la zona ha habido varios desprendimientos, lo que ha provocado la rotura de una tubería. «Se han realizado de forma inmediata arreglos provisionales y se está trabajando para las soluciones definitivas», han apuntado, al tiempo que han agradecido la «rápida labor» de Policía Local, Servicios Operativos, técnicos municipales y de la empresa Aguas de Narixa.

Las obras de la primera depuradora de Nerja continúan avanzando a buen ritmo, tras sumar dos años de retraso respecto a la fecha de finalización inicialmente prevista, aunque no se prevé que puedan entrar en fase de pruebas hasta final de año o principios de 2019. Precisamente en esta zona donde se han producido los desprendimientos de rocas y se ha roto una tubería, ya se instaló un nuevo colector por debajo del acantilado, lo que permitirá que una vez que entre en funcionamiento la planta depuradora se deje de usar la estructura ahora dañada.

 

Fotos

Vídeos