Absuelven al alcalde de Benamocarra de falsedad por la documentación presentada en un juicio

Absuelven al alcalde de Benamocarra de falsedad por la documentación presentada en un juicio

La Audiencia Provincial no ve delito en la conducta de Abdeslam Lucena, para el que el fiscal pedía tres años y medio de prisión

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La Audiencia Provincial ha absuelto al alcalde de Benamocarra, Abdeslam Lucena (Por Mi Pueblo), al policía local Damián Gálvez, y al operario José Enrique Alba, de los delitos de falsedad documental y presentación de documentos falsos en un juicio. Este procedimiento se inició a raíz de un juicio anterior en el que se enjuició la colocación de unas vallas frente al instituto de Benamocarra, entre 2008 y 2009, en las que se acusaba al director, Manuel Ruiz Cazorla, de ser «un enchufado» de la Junta. La Audiencia Provincial ha absuelto al regidor benamocarreño y a los dos empleados municipales, de las acusaciones ejercidas por el Ministerio Fiscal y por el que fuera también portavoz del PSOE.

Según consta en la sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, «puede concluirse que no existe certeza de que el alcalde no ordenara a los servicios operativos del Ayuntamiento, en concreto al también acusado José Enrique Alba, de que, primero, tapara las vallas –el 28 de enero de 2009– y después las quitara –el 20 de mayo de 2009–; esto es, de la prueba practicada no se puede asegurar que dichas órdenes no existieran y que realmente no se produjeran en las fechas que se indican en las dos notas internas». El tribunal añade que «no puede ser asegurado que las notas no se hicieran en sus fechas, ni que no respondieran a órdenes realmente emanadas del alcalde, tampoco puede asegurarse que las dos notas internas fueran falsas o que en ellas se faltara a la verdad en la redacción de los hechos, lo que así mismo implicaría la ausencia del elemento objetivo del delito de falsedad».

Lucena fue condenado por la Audiencia en 2014 por injurias, calumnias y desobediencia

En conclusión, la Audiencia establece que «no puede ser otra que la absolución de los acusados, en tanto no ha podido acreditarse el elemento objetivo de cualquier delito de falsedad, con independencia del carácter de público, oficial o privado que pueda otorgarse al documento, y sin olvidar, que en cualquier caso, en cuanto que de las notas del alcalde y del operario solo se deduce que la orden de retirada, con independencia de la fecha de la misma, había sido incumplida, pues no se quitaron en los 15 días no prorrogables concedidos, la desobediencia se habría cometido, como de hecho así sucedió, y la aportación de los documentos, con la finalidad de evitar dicha condena, habría sido inocua o irrelevante».

Según destacó Lucena en un comunicado, la sentencia resalta que los testigos propuestos por Ruiz Cazorla, «la mayoría cargos directivos del instituto y un antiguo concejal socialista de Arenas (exsecretario del centro educativo), no han dado una explicación razonable sobre los hechos objeto de enjuiciamiento, indicando la misma resolución, además, que queda acreditado que el principal testigo de la acusación, Antonio Vigo, tiene enemistad manifiesta con el alcalde según quedó acreditado en juicio mediante documental aportada por éste, reconocida por el testigo, así como la propia declaración de Vigo que reconoció que era su enemigo por el finiquito de su despido como empleado del Ayuntamiento un año antes de su declaración en las actuaciones a propuesta de Ruiz Cazorla y más cosas», agregó el alcalde.

«Un varapalo importante para el exportavoz municipal que lleva años vendiendo que la actuación del alcalde y los trabajadores en esta causa era delictiva, ahora con el importante respaldo de esta sentencia, el alcalde espera que el señor Ruiz Cazorla pida disculpas a las partes, asuma su derrota y reconozca que mentía cuando se refería a ellos», agregó el regidor, que ha estado representado por el abogado por José Soldado Gutiérrez. «Benamocarra es un pueblo sabio y soberano y sabrá reconocer el daño que durante tantos años este señor nos ha causado, al final como decía Camilo José Cela, el que resiste, gana, y le hemos ganado la partida».

Por su parte, Ruiz Cazorla dijo a SUR que «respeta pero no comparte en absoluto» el fallo de la Audiencia, que calificó de «disparatado». En este sentido, avanzó que su abogado, Francisco Galán Palmero, ya está estudiando la posibilidad de interponer un recurso de casación. El fallo no fija costas judiciales para el denunciante.

 

Fotos

Vídeos