Arenas realiza trabajos de conservación del castillo árabe de Bentomiz

Una de las murallas que se conservan del castillo árabe. /SUR
Una de las murallas que se conservan del castillo árabe. / SUR

El Ayuntamiento actuará por primera vez en el recinto medieval del siglo XI tras décadas de abandono, después de alcanzar un acuerdo con sus propietarios

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El Ayuntamiento de Arenas ha anunciado el inminente inicio de una intervención arqueológica en el castillo de Bentomiz, construcción del siglo XI enclavada en esta localidad axárquica, que incluirá labores de mantenimiento e investigación encaminadas a preservar este conjunto monumental, declarado Bien de Interés Cultural (BIC), pero cuyo estado de abandono durante décadas lo ha dejado prácticamente en ruinas.

El alcalde, Francisco Laureano Martín (IU), ha explicado que esta actuación, que se va a desarrollar entre finales de abril y principios de mayo, «es el punto de partida para una serie de labores de mantenimiento e investigación que permitan reforzar no sólo la imagen y la importancia que tienen para el patrimonio histórico y natural el castillo y su entorno, sino también preservar un espacio emblemático para la provincia».

Los trabajos, promovidos por el Ayuntamiento, incluirán por un lado el mantenimiento y adecentamiento del sector que alberga los restos de los aljibes, mediante el desbroce de la masa vegetal que ha crecido y la retirada de rellenos y basuras amontonadas por el tiempo, todo ello bajo un «estricto control arqueológico», según ha indicado el Consistorio en un comunicado.

Asimismo, se acometerá, tras alcanzar un acuerdo con los propietarios, el balizamiento y cerramiento de los aljibes para evitar caídas a los mismos, sobre todo por la mayor afluencia de personas prevista si se incluye este entorno en las rutas de la Gran Senda de Málaga. También se señalizarán posibles zonas y rutas del interior de la fortificación mediante postes de madera, siguiendo el modelo de la Gran Senda. Según el Ayuntamiento, los trabajos no alterarán las condiciones ecológicas actuales y se aprovecharán los senderos ya existentes sin provocar nuevos movimientos de tierra, por lo que «en ningún momento se plantean actuaciones que modifiquen el trazado de los caminos existentes».

Características

El castillo de Bentomiz se localiza en una meseta a 709 metros de altitud, tiene una planta irregular y doble recinto de grandes dimensiones, que se adapta a la orografía abrupta del terreno. Su construcción parece que tiene su origen en época califal (1035-1089), aunque permanece en uso hasta la revuelta morisca de 1570.

Su estratégica situación permitía vigilar y comunicar una amplia zona de la Axarquía malagueña con el mar y, a través del puerto de Cómpeta y las cumbres de la sierra, con Granada. Esta ventajosa posición geoestratégica convirtió a la fortaleza en el centro militar de la serranía y también en un importante brazo auxiliar de la alcazaba de Vélez, configurando, junto con Zalía y Comares, el triángulo defensivo de la Axarquía.

La construcción consta de dos recintos, la fortaleza propiamente dicha y la albacara, área que ocupaba la villa, que finalmente se cerca con un gran muro que se apoya en cubos cuadrangulares que cerraban una gran extensión. Se conservan también cuatro aljibes con bóvedas de cañón y arco de herradura, alguno de los cuales mantiene aún la almagra roja.

Las guerras civiles que caracterizaron el final de la presencia islámica en España convirtieron este castillo en una pieza clave en la estrategia. Así, cuando los Reyes Católicos sitiaron Vélez-Málaga, la toma de Bentomiz se hizo indispensable para mantener el asedio. Finalizada la guerra de Granada, Bentomiz sirvió para controlar una zona de abundante población morisca, que confirmó su importancia militar durante la rebelión de 1570. Tras este acontecimiento, comenzó para el castillo un periodo de abandono que lo ha llevado al estado de ruina en el que se encuentra.

Temas

Arenas