Aplazan las citaciones en el juzgado por los vertidos de aguas sin depurar

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Torrox, Laura Crossa Gil, ha dictado una providencia, notificada ayer a las partes, en la que acuerda aplazar las declaraciones previstas a raíz de las diligencias abiertas por la llamada 'operación Vastum', que puso en marcha a principios de este año el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), debido a la ausencia de una depuradora en Nerja.

En un principio, las declaraciones iban a arrancar hoy con la citación de los denunciantes, el empresario hostelero y exsecretario general del PSOE nerjeño, Jorge Narváez, y el repesentante de Ecologistas en Acción, Pepe Gardía. A partir de mañana estaban citados el que fuera alcalde entre 1995 y 2015 por el PP, José Alberto Armijo, y la regidora en funciones, la socialista Rosa Arrabal, además de los ediles José María Rivas (PSOE), Nieves Atencia (PP), José Miguel Jimena (PP) y Jorge Bravo (IU), los exediles del PP Jonathan Méndez y José Alberto Tomé, así como dos responsables de la empresa mixta de aguas Aguas de Narixa S. A.

Sin embargo, la jueza les ha comunicado que estas citaciones quedan suspendidas hasta nuevo aviso. El procedimiento ha sido declarado como causa compleja, por lo que, en un principio, tiene un periodo máximo de instrucción de 18 meses desde que se presentó la denuncia por parte de la Fiscalía. Los denunciantes acudieron al Ministerio Público por el daño medioambiental que ocasiona el hecho de que Nerja siga sin disponer de una depuradora, así como por la supuesta estafa que conllevaría que los vecinos lleven desde 2011 pagando un canon autonómico de depuración en sus recibos de agua sin recibir este servicio.

La 'operación Vastum' del Seprona incluyó también la investigación de los vertidos ilegales a los arroyos y afluentes del río Guadalhorce por parte de los municipios de Coín y Alhaurín el Grande.

Temas

Nerja