Francisco Salado, de nuevo alcalde de Rincón de la Victoria al prosperar la moción de censura con PA y C’s

Salado, con el bastón de mando municipal, este lunes en el pleno./
Salado, con el bastón de mando municipal, este lunes en el pleno.

El popular desbanca a la socialista Encarnación Anaya con el objetivo de «impulsar de nuevo un municipio paralizado»

EUGENIO CABEZAS

No ha habido sorpresas, y tal y como se preveía, Francisco Salado es ya desde este mediodía de lunes de nuevo alcalde de Rincón de la Victoria, un puesto que ya ocupó durante seis años, entre 2005 y 2007, en un pacto de alternacia con el PSOE, y entre 2011 y 2015, cuando obtuvo la mayoría absoluta. Esta vez lo hace tras prosperar una moción de censura que ha desbancado a la socialista Encarnación Anaya, gracias al apoyo de los dos ediles del PA y los dos de Ciudadanos.

El vicepresidente de la Diputación se ha mostrado muy agradecido tras coger el bastón de mando. Antes había reconocido que era un día "difícil" pero que la "nefasta gestión" le habían llevado a firmar la moción de censura. Así, ha enumerado diez argumentos entre los que están la "desorganización, la parálisis y las decisiones esperpénticas como las comuniones civiles". En un principio el portavoz del PA, José María Gómez Muñoz Pepín no formará parte del equipo de gobierno, y será su compañero José Luis Pérez el que asuma las áreas de Limpieza, EMMSA, Servicios Operativos, Playas y Parques y Jardines. Tampoco Ciudadanos tendrá delegaciones, aunque ha suscrito un acuerdo con un centenar de medidas para regenerar e impulsar al municipio.

El acuerdo de la moción se precipitó después de que Anaya destituyese como vocal de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía a Pepín el pasado marzo. El que fuera alcalde por el PP entre 1995 y 2003, un partido del que fue expulsado en 2002 entre acusaciones de nepotismo y mala gestión por el que entonces era su delfín y este lunes ha vuelto al primer sillón municipio gracias a su apoyo, regresará ahora al ente supramunicipal, tras cederle su puesto Salado. La legislatura comenzó con un pacto a cuatro entre PSOE, Ahora Rincón-Podemos, IU y PA, que contemplaba compartir la Alcaldía dos años entre los socialistas y la formación morada.

Sin embargo, el 31 de octubre de 2016 fueron cesados de sus cargos los dos concejales andalucistas tras las discrepancias en la elaboración de los presupuestos para 2017 y la gestión de la EMMSA. Posteriormente, en marzo pasado, abandonaron sus áreas los dos ediles de IU tras la polémica por un lista de candidatos para ser contratados en la empresa de limpieza en el que aparecían familiares de cargos del PSOE y Podemos.

 

Fotos

Vídeos