Los progenitores de la niña autista piden a Educación que les envíen un profesor a casa

E

e

c. Los padres de Gloria, la niña con autismo de La Cala del Moral que el pasado marzo dejó de asistir a clases en el colegio púbico Gregorio Marañón, después de que el resto de los progenitores de su aula hiciesen una huelga con sus hijos en protesta por unas supuestas conductas violentas de la niña, siguen sin escolarizar a la pequeña, de 10 años, dos semanas después del comienzo del nuevo curso escolar. Los padres han pedido por escrito a la Delegación Territorial de Educación que les asignen un maestro a domicilio, tal y como ya se hizo el pasado junio, a pocos días de terminar el curso.

Los progenitores denuncian que la Junta sigue sin atender sus demandas. «Sólo nos ofrece plaza en unos centros como si se tratase de un caso ordinario. No se atiende la excepcionalidad ni la gravedad de la situación», dijo ayer a SUR la madre. Desde la Delegación de Educación señalaron que a la familia se le han ofrecido «los siete centros más próximos a su domicilio», por lo que instaron a los padres a matricularla cuanto antes.

 

Fotos

Vídeos