Detenido 'el pintor dorado': un joven de 20 años de La Cala

Material intervenido por la Policía al 'pintor dorado' tras su arresto./
Material intervenido por la Policía al 'pintor dorado' tras su arresto.

La Policía Nacional ha arrestado al joven, aficionado a los grafitis, que se dedicaba a pintar mobiliario urbano de ese color en Málaga capital y Rincón

JUAN CANOMálaga

El "pintor dorado" ya tiene nombre. Al menos así lo cree la Policía Nacional, que ha detenido a un joven de 20 años como presunto autor de decenas de pintadas en el mobiliario público de la capital y de Rincón de la Victoria. El arrestado, vecino de La Cala del Moral, es aficionado a los grafitis.

más información

La investigación se precipitó hace unas semanas, cuando una patrulla sorprendió al ahora detenido haciendo unas pintadas en la avenida de Fátima. El joven llevaba entre sus pertenencias una cámara fotográfica con imágenes de grafitis y también de las obras del "pintor dorado".

A partir de ese momento, los agentes centraron sus pesquisas en el sospechoso, al que se le han intervenido numerosos efectos relacionados con su actividad. La policía trabaja con los ayuntamientos de Málaga y Rincón para elaborar un informe de daños en el mobiliario público.

Tras sus pasos

A finales de marzo, el alcalde de Rincón de la Victoria, Francis Salado, hizo un llamamiento a la colaboración ciudadana para dar con él: "Éstas no son formas de hacer las cosas". Por entonces, las pintadas sólo se producían en ese municipio. En menos de 24 horas aparecieron las primeras en la capital y comenzaron a proliferar, lo que generó una gran expectación. El regidor llegó incluso a plantear públicamente al misterioso 'pintor-dorado' que diera la cara y expusiera su proyecto artístico.

En abril, el dueño de la tienda The Place, situada en la calle Córdoba de la capital, en el Soho malagueño, expuso los supuestos motivos de forma de actuar. Al parecer, el joven había comprado seis botes de color dorado en su tienda. "Como es un color que no tiene habitualmente mucha salida en el mundo de los grafiteros, le pregunté que para qué era. Me dijo que estaba desarrollando un proyecto artístico sobre la descontextualización de los objetos urbanos cotidianos». Con estas palabras explicaba entonces a SUR Manuel Criado, dueño de la tienda, las razones que le expuso el misterioso pintor, el responsable de haber transformado a este color una decena de elementos, entre papeleras, fuentes, bancos y contenedores, en la capital y en Rincón de la Victoria.