El Ayuntamiento factura casi 92.000 euros a una empresa de un cargo de confianza del PP

Abren expediente sancionador a Eva Rando después de que el secretario advirtiera de la incompatibilidad de su puesto con su actividad

EUGENIO CABEZAS

«El cargo de personal eventual desempeñado por Eva Rando es incompatible con la actividad privada de coadministradora mancomunada de la sociedad A. Rando 2004 S. L. y copropietaria del 25 % de las acciones». Así de tajante se muestra el secretario del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, Miguel Berbel García, en un informe elaborado a petición del alcalde, Francisco Salado (PP), para conocer la situación legal de este cargo de confianza de su equipo de gobierno, después de que trascendiera a la opinión pública, en una noticia adelantada por la Cadena Ser en Málaga a comienzos de este mes, que tanto la Diputación Provincial, en la que él es portavoz del equipo de gobierno del PP, como el Consistorio rinconero que preside, habían realizado contratos en los últimos años con esta firma que suministra materiales de construcción, ubicada en Torre de Benagalbón.

La incompatibilidad legal se habría producido en los acuerdos con la administración local. En el caso del Consistorio la cuantía de las facturas asciende a 91.656,89 euros desde el 11 de junio de 2011 hasta ahora. «La no puesta en conocimiento del Ayuntamiento o solicitud de compatibilidad, en el régimen disciplinario de los funcionarios, puede ser constitutiva de una falta muy grave o grave», argumenta el secretario en el informe.

Por su parte, el grupo de IU solicitó el cese inmediato de Eva Rando, que ha trabajado en las áreas de Urbanismo, Deportes y ahora lo hace en Cultura. «En estos años la empresa de la que es propietaria ha facturado al Ayuntamiento y al APAL de Deportes más de noventa trabajos mientras ella a su vez cobraba del Consistorio 30.890,30 euros brutos anuales», dijo el portavoz, Pedro Fernández Ibar.

Por su parte, Salado aseguró que la empresa lleva 35 años en Rincón de la Victoria, pues fue fundada por el padre de Rando, «y ha venido contratando con este Ayuntamiento desde hace más de diez años, con gobiernos del PSOE, del PSIRV y del PP». «No se trata de una empresa nueva», añadió.

«No volveremos a contratar»

El regidor admitió que fue a raíz de conocer la noticia de los contratos con la Diputación cuando se interesó por el asunto. «Todos cometemos errores, en este caso por desconocimiento, no ha habido en ningún caso mala fe, ni intencionalidad», manifestó, al tiempo que explicó que una vez que tuvo en su poder el informe se reunió con Rando, quien le ha notificado que ha renunciado al 12,5% de su participación en la empresa, ya que el otro 12,5% pertenece a su marido.

«Ya no hay incompatibilidad, pero no vamos a seguir comprando materiales de construcción ni encargando trabajos a esta empresa», apuntó el alcalde, quien dijo que ha decretado la apertura de un expediente sancionador. «Una vez que se tipifique si ha sido una infracción muy grave o grave, se actuará en consecuencia», dijo.