La Fiscalía solicita seis años de cárcel para el encargado de una gasolinera por contaminación acústica

El ruido del túnel de lavado ha causado transtornos depresivos a vecinos de la zona

Un encargado de una gasolinera se enfrentará a una petición fiscal total de seis años de prisión por contaminación acústica como consecuencia de la actividad diaria del túnel de lavado y que ha causado incluso transtornos depresivos a vecinos porque los ruidos superaban los valores medios admisibles.

Debido a ello, el fiscal ha pedido que se juzgue al procesado por un delito contra el medio ambiente con aplicación de riesgo de grave perjuicio para la salud de las personas y dos delitos de lesiones, según el escrito acusatorio.

El ministerio público solicita que por el delito contra el medio ambiente el acusado sea condenado a cuatro años de prisión, diez años de inhabilitación especial para profesión u oficio relacionado con la actividad denunciada y multa de veinte meses con una cuota diaria de quince euros.

Por dos delitos de lesiones a vecinos que padecen por los ruidos transtornos depresivos y que presentan síntomas de angustia, estrés, ansiedad, insomnio y cefaleas un año de cárcel por cada uno de ellos.

El acusado ha sido encargado de una gasolinera ubicada en el Rincón de la Victoria (Málaga) desde abril de 2004 hasta octubre de 2012 y desde prácticamente su apertura se han producido elevados ruidos ocasionando contaminación acústica como consecuencia de la actividad diaria de la misma, fundamentalmente, por el funcionamiento del túnel de lavado.

El ruido ha afectado principalmente a los vecinos de una urbanización cercana y la realización de tales ruidos se ha podido constatar con numerosas denuncias ante el Ayuntamiento del municipio, llegando incluso el Consistorio a iniciar expediente por contaminación acústica a la gasolinera.

El fiscal mantiene que los ruidos superan los valores medios admisibles y establecidos en la legislación administrativa aplicable así como en el Reglamento de Protección contra la Contaminación Acústica en Andalucía.

Tales son las "innumerables molestias" que dos vecinos han tenido incluso que ser tratados por facultativos con seguimiento de especialista en psiquiatría y con tratamiento farmacológico con depresivos y ansiolíticos.