Rincón de la Victoria contará con nuevo suelo destinado a uso comercial en la urbanización Montesol

Imagen de la urbanización Parque Victoria, donde se regularán los acceso de tráfico rodado. /
Imagen de la urbanización Parque Victoria, donde se regularán los acceso de tráfico rodado.

El pleno aprueba inicialmente una modificación que permitirá este nuevo uso

EUGENIO CABEZAS

Rincón de la Victoria contará con nuevo suelo destinado al uso comercial en la zona norte de la Urbanización Montesol, según ha anunciado hoy el concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Antonio Manuel Rando (PP). Se trata de una parcela que actualmente cuenta con uso recreativo y hostelero y al que ahora se le introducirá un uso comercial con la ampliación de los usos deportivos, educativo, cultural, religioso y sanitario. Según ha indicado el edil de Urbanismo, estamos trabajando para primar los servicios y la posibilidad económica en lugar del uso residencial, así seguimos con la línea de cambiar viviendas por suelo comercial.

El pleno ha aprobado hoy inicialmente una modificación puntual de elemento del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Rincón de la Victoria para hacer efectiva la ampliación del uso. La parcela cuenta con una extensión de 5.300 metros cuadrados y está clasificada como suelo urbano consolidado.

Por su parte, el alcalde rinconero, Francisco Salado, ha destacado que estas modificaciones permiten acercarnos al modelo de ciudad que queremos, con una reducción en la densidad de viviendas, donde primen los servicios y la actividad comercial para favorecer la creación de empresas y de empleo.

Por otro lado, el concejal de Urbanismo ha informado también de que el Ayuntamiento continúa con el trabajo administrativo para regular el acceso a la zona norte de la urbanización Parque Victoria. Esta regulación permitirá mejorar la seguridad, conservación y elementos urbanísticos de la parte no edificada del recinto. Esta medida solo afectará al tráfico rodado, no al acceso peatonal, y fue pensada para garantizar la seguridad de las personas y bienes y para reducir costes de conservación de la urbanización.