Polémica por una excursión "masiva" a la cumbre de La Maroma

Polémica por una excursión "masiva" a la cumbre de La Maroma

GENA-Ecologistas en Acción considera que la actividad planificada en el denominado 'Encuentro de dos provincias en las alturas' es potencialmente dañina para los fines de protección de la biodiversidad del parque natural

EUROPA PRESSvélez-málaga

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía, GENA-Ecologistas en Acción, ha criticado la "dejación de funciones" en la que, a su juicio, está incurriendo la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía al organizar por sexto año una excursión "masiva" a la cumbre de la Maroma, enclave especialmente protegido situado en el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama.

El presidente de GENA, Rafael Yus, ha informado en un comunicado de que las delegaciones territoriales de Medio Ambiente de Málaga y Granada han convocado para este próximo fin de semana una marcha hacia la cumbre de la Maroma, con salida desde diversos puntos de ambas provincias y enmarcada en el denominado 'Encuentro de dos provincias en las alturas'.

Yus ha recordado que, cada año, GENA ha denunciado este evento "por considerar que tal actividad es potencialmente dañina para los fines de protección de la biodiversidad del parque natural", y ha anunciado que en esta ocasión también interpondrá denuncia ante la Junta Rectora de este espacio.

El colectivo ecologista ha detallado que, según las figuras de protección vigentes y en desarrollo, la Maroma se encuentra en una zona delimitada como 'Zona de Reserva con el máximo de protección (grado A)', debido a la existencia de comunidades vegetales y especies de flora de interés comunitario, protegidas por la legislación europea y andaluza.

Asimismo, ha puntualizado que la normativa señala que, en zonas como esta, cualquier actuación, como las de uso turístico recreativo "debería estar supeditada al prioritario criterio de conservación", y que entre las amenazas para la biodiversidad de las cumbres "se encuentra el exceso de presión por las actividades de uso público, en este caso el senderismo".

"Aunque el senderismo aparece como actividad compatible en estas zonas, también aparece como incompatible el que se haga fuera de los senderos, campo través, y en cualquier caso debe prevalecer el criterio de conservación de los valores naturales", ha agregado Yus, que ha indicado que en la Maroma no hay senderos "y la gente suele deambular, pisoteando por todas partes".

Para GENA, el deber de la Consejería es asegurar que una actividad --"en este caso el senderismo masivo"-- no favorezca el acceso a enclaves de interés botánico singulares, con presencia de especies de flora protegida, así como evitar que se solapen actividades que puedan causar perjuicios, "como, en este caso, hacer coincidir en la Maroma dos excursiones masivas procedentes de distintas provincias".

Yus ha dejado claro que "el aspecto crítico de esta actividad no es el senderismo en sí, que se contempla como una actividad recreativa de bajo impacto si se realiza correctamente, sino la persistente intención de congregar hasta a 100 personas en la Maroma, una cifra que excede cuatro veces la recomendada en otros espacios naturales de características similares, donde sí se han preocupado por evitar la masificación de las actividades permitidas".

"Nada tendríamos que objetar si esta actividad se realizara para un grupo de un máximo de 25 personas, pero por alguna razón ambas delegaciones se empeñan, año tras año, en convertir la cumbre de la Maroma en un espectáculo de masas", ha aseverado el presidente de GENA.

Por todo ello, los ecologistas entienden que la Consejería, representada en este caso por las delegaciones de Málaga y Granada, "está haciendo dejación de sus funciones de preservación del Parque Natural y, además, están fomentando actividades de fuerte impacto ambiental", por lo que denunciará el asunto ante la Junta Rectora.