Un exmarine lanza un televisor a los agentes que acudieron a detenerle por una denuncia de malos tratos

El arrestado, residente en Nerja, mantuvo un altercado con su mujer, por lo que la jueza le ha impuesto una orden de alejamiento

EUGENIO CABEZAS

Un televisor de plasma de cincuenta pulgadas desde un segundo piso, dirigido directamente hacia ellos. Esto fue lo que vieron caer los dos agentes de la Guardia Civil que acudieron en la madrugada del pasado domingo a un domicilio del centro de Nerja, alertados por los vecinos, que denunciaron golpes y gritos en el inmueble. Los agentes comenzaron a llamar a la puerta repetidamente y a gritar desde la calle para que les abrieran la puerta.

De repente, sin mediar palabra, un hombre de 33 años, natural de Maryland (EE UU), que responde a las iniciales B. R. L, y que ha sido marine en el ejército estadounidense, se asomó por el balcón y les lanzó el aparato electrónico. Uno de los agentes tuvo que apartarse para que no le golpease. Aún así, el dispositivo, en su caída, le provocó magulladuras, por lo que tuvo que ser atendido en el centro de salud del municipio axárquico y se encuentra de baja médica. Al parecer, según ha podido saber SUR, el hombre estaba discutiendo con su mujer, que está embarazada de mellizos.

Alertados por los golpes y los gritos, los vecinos llamaron a la Guardia Civil. Los agentes detuvieron al individuo por un presunto delito de malos tratos y por el lanzamiento del televisor. Tras prestar declaración ayer ante el juzgado de Torrox, la jueza dictó una orden de alejamiento hacia su pareja y del domicilio. Al mismo tiempo, ha citado a declarar a los agentes como testigos.