El hermano mayor de Ashya: "Puede parecer una locura, pero no tiene nada que ver con nuestra religión"

Los padres de Ashya llegan al Juzgado de Vélez-Málaga./
Los padres de Ashya llegan al Juzgado de Vélez-Málaga.

"Mis padres no son unos secuestradores, queremos un tratamiento alternativo para Ashya" explica Dany King, quien se ha hecho cargo de sus hermanos

EUGENIO CABEZAS

"Mis padres no son unos secuestradores, sólo quieren lo mejor para nuestro hermano Ashya, con un tratamiento alternativo al que estaba recibiendo en el hospital de Londres. Puede parecer una locura lo que hemos hecho de venir hasta aquí en coche desde Gran Bretaña, pero no tiene nada que ver con nuestra religión de Testigos de Jehová". Con estas palabras ha defendido este mediodía, en declaraciones a SUR Digital, la actuación de sus padres Dany King, de 22 años, el primogénito del matrimonio formado por los británicos Brett y Nagemeh King, que permanecen detenidos en la Comisaría de Torre del Mar, en Vélez-Málaga, en virtud de una Orden Europea de Detención (OED) dictada por las autoridades británicas.

Acompañado por sus otros tres hermanos menores y dos amigos, a las puertas del hostal La Esperanza de Benajarafe, donde se hospedaron ayer por la tarde, minutos antes de que sus padres fueran detenidos por la Policía Nacional, al recibir el aviso de la recepcionista, Ilia Pardo, el mayor de los hijos del matrimonio británico ha explicado que la decisión de sus progenitores no tiene nada que ver con sus convicciones religiosas: "Cuando lo operaron hace dos meses aceptamos que le hicieran transfusiones de sangre, pero por suerte no hizo falta".

"No sabemos qué va a pasar con mis padres, esperamos que los dejen libres pronto, ahora vamos a ir a ver a nuestro hermano al hospital, solo queremos lo mejor para él. El dinero no es importante, la salud es lo primero", ha confesado Dany King. Según explicó el padre de Ashya en un vídeo colgado ayer en Youtube, antes de ser detenido, la familia solicitó a los médicos londinenses protonterapia, un tratamiento de radioterapia que no cubre la Seguridad Social británica y que, según sostiene, es más efectivo en este tipo de cáncer en niños porque las irradiaciones se centran en el tumor y no afecta al resto del cerebro.

Los facultativos, prosigue, les dijeron que no funcionaría en este caso. King asegura que llegaron a plantear a los médicos que fuera tratado en Suiza o en Estados Unidos y deja claro que existían divergencias con el oncólogo hasta el punto de que afirma que el hospital les amenazó con una orden de protección del menor que les impediría cuidarlo. "Decidimos intentarlo y solventarlo nosotros, pero ahora somos casi refugiados", asegura el padre en el vídeo de internet. "Mis padres están dispuestos a vender su casa con tal de tener el dinero para salvar la vida de Ashya", ha concluido el hermano mayor.