Más de un centenar de solicitudes por daños tras el incendio de Cómpeta

El fuego quedó extinguido ayer tras calcinar 200 hectáreas./
El fuego quedó extinguido ayer tras calcinar 200 hectáreas.

El Ayuntamiento atiende en dos días a dos tercios de los dueños de viviendas afectadas por las llamasy pedirá ayudas a las tres administraciones públicas

EUGENIO CABEZAS

Poco a poco Cómpeta va recuperando la normalidad tras el devastador incendio, el más importante en cuarenta años, que desde el pasado domingo y hasta ayer por la noche, cuando se dio por extinguido, ha asolado más de 200 hectáreas de monte de alto valor ecológico, dentro del parque natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama. Ahora toca evaluar los daños en las viviendas y equipamientos públicos, una tarea en la que el Ayuntamiento se está empleando a fondo para atender al mayor número posible de afectados.

Así, en los dos primeros días tras el suceso, el pasado lunes y ayer martes, la oficina de atención a los afectados ha recibido ya alrededor de un centenar de peticiones de ayuda o asesoramiento para tramitar las reclamaciones a las compañías de seguros, en los casos en los que los dueños de las casas tuvieran contratadas pólizas. El alcalde, José Luis Torres (PP), dijo ayer a SUR que hoy tienen previsto completar este inventario de daños con las cincuenta viviendas que faltan hasta sumar las 150 casas que sufrieron algún tipo de desperfecto provocado por el fuego.

noticias relacionadas

En todos los casos, se trata de inmuebles situados en zonas preforestales, en la falda de la Sierra Almijara, a las afueras del casco urbano, en las urbanizaciones Llano de Alberto, Las Colmenillas, Barranco de Pérez y Cruz del Monte. En un 80% de los casos, son chalets propiedad de extranjeros, fundamentalmente ingleses, alemanes y nórdicos. No en vano, el 46% de los 3.900 vecinos de Cómpeta son de origen foráneo. Los daños en estas viviendas se centran en las zonas exteriores, en terrazas, pérgolas, mobiliario, conducciones de agua, electricidad y jacuzzis.

No tuvo un origen fortuito

El presidente de la urbanización Cruz del Monte, Steve Bowen, explicó a este periódico que todos los vecinos de la zona, con unos sesenta chalets, han podido regresar a sus casas, que desde el lunes a mediodía cuentan con suministros de luz y agua. «Afortunadamente teníamos un seguro en la urbanización y la mayoría de los dueños de las casas también, así que esperamos que no haya problemas para que paguen los daños del incendio», dijo este británico .

Por su parte, el alcalde anunció que aunque no pueden pedir la declaración como zona catastrófica de Cómpeta, ya que el fuego no ha alcanzado las 500 hectáreas que exige la legislación, «no voy a parar hasta conseguir ayudar para arreglar los daños en infraestructuras públicas y sobre todo para regenerar y reforestar nuestra sierra, que es el principal pulmón verde del pueblo y un recurso económico muy importante para el turismo activo y de naturaleza», aseguró. Torres no quiso aventurarse a dar una cifra de los daños provocados. El delegado de Medio Ambiente, Javier Carnero, reiteró ayer a Efe que siguen investigando el origen del fuego, «que no pudo ser fortuito, lo que no quiere decir que fuese provocado», matizó. La hipótesis principal es que fue provocado, «bien de forma intencionada o bien por una negligencia».