El incendio de un piso obliga a desalojar a un centenar de vecinos de un bloque en Torrox-Costa

Vicente López, en el interior de su piso incendiado esta madrugada./
Vicente López, en el interior de su piso incendiado esta madrugada.

Siete personas han tenido que ser atendidas por inhalación de humo a causa del fuego, que se originó en la cocina sobre las 4.30 horas de la madrugada

EUGENIO CABEZAS

Monumental susto el que se han llevado esta madrugada los vecinos del bloque 78 del Centro Internacional de Torrox-Costa, situado en la avenida García Peñalver. El incendio de un piso situado en la cuarta planta ha obligado a desalojar completamente el edificio, con cerca de un centenar de personas, en plena madrugada, sobre las 4.30 horas. Vicente López, de 55 años, y Juan Antonio López, de 48 años, dormían cuando el segundo oyó un crujido que lo despertó. "He pensado que nos estaban robando en la casa y he abierto la puerta del dormitorio, y ha sido cuando he visto que estaba todo el piso ardiendo y con humo por todas partes", ha confesado López a SUR esta mañana.

Rápidamente ambos salieron de su vivienda y empezaron a pedir ayuda a los vecinos. Los Bomberos del Consorcio Provincial, la Guardia Civil y la Policía Local no tardaron en llegar y se emplearon a fondo para apagar el incendio, que ha calcinado por completo el piso, de unos 70 metros cuadrados y tres dormitorios. Las llamas se iniciaron en la cocina, "parece ser que por un cortocircuito", ha explicado Vicente López, quien se ha mostrado "destrozado" por lo ocurrido. "Hemos perdido todos nuestros recuerdos y pertenencias, es muy duro de sobrellevar, hemos salido con lo puesto, pero por lo menos podemos contarlo", ha declarado.

También los pasillos

Las llamas han tenido tal virulencia que han afectado también a los pasillos de la cuarta planta del bloque, que tiene diez plantas y 163 pisos, diez por planta y tres áticos. Todos los vecinos han podido regresar a sus viviendas al cabo de varias horas, pero el edificio sigue sin luz en las zonas comunes y los ascensores no funcionan. "Por lo menos tenemos seguro, tanto de nuestra casa como en el bloque", se ha consolado Vicente López, quien ha confesado que hace menos de un mes sufrió un robo también de madrugada en el restaurante que regenta, situado en los bajos del edificio vecino.

"Vaya mes para olvidar", ha asegurado, mientras era consolado por familiares y amigos. "Lo importante es que estáis bien los dos y que a ningún vecino le ha pasado nada tampoco", le ha dicho Carlos Navarro. Las muestras de apoyo de los vecinos y amigos se han repetido a las puertas del bar Nuevo Richi desde primera hora de la mañana, a medida que el suceso iba trascendiendo. Siete personas, entre ellas un menor de dos años, han tenido que ser atendidas por los efectivos sanitarios por inhalación de humo.