La campaña de aguacate finaliza con 62 millones de euros, un 10% más que el año anterior

La campaña de aguacate nacional finaliza con una producción de 40.000 toneladas./
La campaña de aguacate nacional finaliza con una producción de 40.000 toneladas.

La producción, que se concentra sobre todo en la comarca, ha alcanzado las 40.000 toneladas, de las que 8.500 han ido a parar al mercado nacional

AGUSTÍN PELÁEZ

El cultivo de aguacate vuelve a ratificarse como uno de los grandes sectores de la agricultura de la provincia, por detrás sólo del aceite de oliva, al finalizar la campaña de este año con 62 millones de euros de facturación, un 10 por ciento más que en 2013, según Asaja Málaga. Y ello a pesar de las adversidades climáticas a las que se han tenido que enfrentar los productores, ya que el fuerte viento registrado el pasado invierno provocó la pérdida del 13% de la producción. «Sin embargo, gracias a la calidad de la fruta cosechada este año, al calibre alcanzado y al gran conocimiento que la mayoría de los empresarios agrícolas de este sector tiene de los mercados exteriores, se ha logrado facturar siete millones de euros más que el año pasado», según el secretario general de Asaja Málaga, Benjamín Faulí.

Las 6.000 hectáreas de aguacates que hay en la provincia la mayoría de ellas en la comarca de la Axarquía han producido durante la campaña 2013-2014 alrededor de 40.000 toneladas frente a las 46.700 del ejercicio anterior.

La producción por tipos de aguacate se ha mantenido. Así, de piel verde se han cosechado 8.000 toneladas, mientras que la de Hass, que es la variedad mayoritaria, ha sido de 32.000 toneladas. «Cabe resaltar que los problemas de calibre que afectaron a la campaña precedente no se han repetido en la presente. El tamaño del fruto ha sido muy comercial y de una calidad óptima», explica Faulí.

Según Asaja, durante esta campaña, que ha abarcado desde septiembre 2013 a mayo 2014, las ventas en el mercado nacional han alcanzado las 8.500 toneladas, manteniéndose en cifras similares a las de campañas anteriores, y las ventas al resto de la UE han totalizado 30.000 toneladas. Además se han exportado a terceros países 1.500 toneladas de aguacate. Un año más, los datos demuestran que la mayoría de aguacate malagueño se consume fuera de España, fundamentalmente en Francia, Reino Unido y Alemania.

DATOS

62.000.000
de euros es la facturación alcanzada por el cultivo del aguacate en la provincia, cantidad que representa un 10% más que el año anterior.
40.000
toneladas es la producción final, frente a las 46.700 de la pasada campaña. La mayor parte de concentra en la Axarquía. La rebaja se debe a los vientos huracanados que se repitieron el pasado invierno y que ocasionaron la pérdida del 13% de la producción.

En cuanto a precios, destaca la estabilidad de los mismos, algo de lo que pocas producciones pueden presumir. Según Faulí, aunque han sido ligeramente inferiores al año pasado, el descenso se ha compensado con creces por los buenos calibres que se han alcanzado. El aguacate de la variedad Fuerte se mantuvo estable y el Hass alcanzó buenos precios, alrededor de 1,80 euros el kilo, con repuntes y bajadas puntuales.

Según Asaja Málaga, en esta campaña ha sido muy significativa la presencia de Israel, siempre compitiendo con España, y la extraordinaria campaña de Chile en la Unión Europea, que ha estado muchas semanas solapada incluso con Perú. En Europa, explica Faulí, hay cada vez más presencia de aguacate de terceros países, y aunque el consumo aumenta, los incrementos de volumen comercializado proceden de fruta de terceros países debido a que nuestra producción está estabilizada. «En este sentido, es fundamental incrementar la productividad de nuestras explotaciones. Las nuevas técnicas de cultivo y la investigación son fundamentales para ello», dice Faulí.

Respecto a los problemas de cosecha, Asaja considera que deben solucionarse con los seguros agrarios, pero la realidad es que están poco adaptados a la realidad del sector y, por consiguiente, poco implantados. Asaja ha trasladado a la Administración este problema y ha conseguido que se reduzcan los módulos del IRPF 2013 en cultivos tropicales, en los que está incluido el aguacate.