Susana Díaz respalda a Pedro Sánchez y llama a la movilización: «Que tomen nota de lo que pasó en Andalucía»

Susana Díaz, ante la prensa este viernes. /Efe
Susana Díaz, ante la prensa este viernes. / Efe

La líder de los socialistas andaluces califica de «responsabilidad» la decisión del presidente ante el «bloqueo» de las derechas e independentistas en el Congreso

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Susana Díaz ha expresado su respaldo a la decisión de Pedro Sánchez de convocar elecciones generales anticipadas el 28 de abril. «El presidente del Gobierno ha hecho lo que responsablemente tiene que hacer; y tiene nuestro apoyo y nuestra colaboración», ha manifestado a los periodistas en el Parlamento, donde tenía esta mañana un encuentro con colectivos de protección a la infancia.

Para Díaz, el adelanto electoral es la «consecuencia normal después del bloqueo tanto de los partidos independentistas catalanes como del PP y Cs en el Parlamento esta semana con unos presupuestos que eran comprometidos con Andalucía y con el conjunto de la sociedad». Ha arremetido contra «una derecha española que opta por el bloqueo porque está pensando en repetir lo mismo que en Andalucía y sumar sus votos con la extrema derecha»; y también contra los partidos independentistas catalanes porque «están en lo que están», en generar «un permanente deterioro y debilidad en el país».

La secretaria general de los socialistas andaluces ha pedido «una gran movilización» de los votantes socialistas para que no pase como el día 2 de diciembre en Andalucía, cuando ella perdió el gobierno de la Junta pese a ganar las elecciones por la suma de la mayoría absoluta de PP, Cs y Vox. Para el PSOE andaluz, la abstención del voto de la izquierda hizo posible la alianza de partidos que ahora gobiernan en Andalucía. «Que todo el mundo tome nota de lo que pasó el día 2 en Andalucía, cómo la derecha del PP y la derecha de Cs han unido sus votos a la extrema derecha de Vox, a la que pretende blanquear», ha manifestado. Díaz confía en que esta alianza provoque «una movilización importante» para que de las urnas salga «una mayoría socialista» que «genere estabilidad a este país y seguridad a Pedro Sánchez». La expresidenta andaluza ha reclamado esa movilización «a los que se quedaron en su casa pensando que no era posible» la alianza con Vox, porque «ha sido posible».

Susana Díaz ha estado varios días silente sin querer pronunciarse sobre la polémica del 'relator' en las negociaciones con el Gobierno catalán, ni de la negociación frustrada de los Presupuestos del Estado. De hecho, fue una de las pocas 'baronesas' socialistas que no se pronunció. Un silencio interpretado como un intento de Díaz de salir del foco de la rivalidad permanente con Pedro Sánchez. Ambos líderes protagonizarán mañana el primer acto de precampaña juntos en Sevilla, en la presentación del candidato a la Alcaldía de Sevilla por el PSOE, Juan Espadas.

La presentación de Espadas estaba hablada entre las direcciones federal y andaluza desde hace tiempo, pero la comunicación de que sería este sábado llegó el lunes, cuando Sánchez ya conocía que se iban a tumbar los Presupuestos y tenía decidido el adelanto electoral tras la manifestación en Madrid el domingo de PP, Cs y Vox. Sevilla es, como ha recordado Susana Díaz, la ciudad más importante del país donde gobiernan los socialistas. Mantener la Alcaldía de la capital andaluza era una de sus prioridades como secretaria general del PSOE andaluz cara al 26 de mayo. Díaz ha sido preguntada sobre si no hubiera sido mejor una gran movilización el 26 de mayo en lugar de dos con la convocatoria de las generales un mes antes. «Creo que la gente es sabia», ha respondido para confiar en que los votantes socialistas sepan movilizarse tanto el día 28 de abril como el 26 de mayo.

En cualquier caso, lo socialistas sevillanos andaban estos días recelosos con que Espadas sea presentado como candidato en medio de la vorágine del adelanto electoral y de una gran polarización política. El alcalde Espadas, que se ha granjeado simpatías tanto en la izquierda como en el voto centrista sevillano, hubiera preferido una presentación ajena al tumulto de la convocatoria electoral de las generales, indican algunas fuentes.