Susana Díaz: «Al PSOE andaluz no lo va a poner de rodillas nadie»

Susana Díaz, ayer tarde en el comité director del PSOE andaluz. /Julio Muñoz. Efe
Susana Díaz, ayer tarde en el comité director del PSOE andaluz. / Julio Muñoz. Efe

Los sanchistas le dan un voto de confianza para que el partido vaya unido a las municipales, pero le piden una mayor sintonización con la dirección federal

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Susana Díaz insiste en su derecho a ser la primera candidata en intentar formar gobierno por representar al partido más votado en las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre con 33 escaños frente a los 26 del PP, 21 de Cs, 17 de Adelante Andalucía y 12 de Vox. «Al PSOE de Andalucía no lo va a poner de rodillas nadie. Soy la candidata del partido con mayor respaldo electoral y nadie tiene derecho a vetar a un partido solo porque durante 37 años lo han votado los andaluces», proclamó ante el comité director, el máximo órgano entre congresos.

Las cuentas no le salen a la presidenta en funciones de la Junta para seguir en el cargo, ya que Ciudadanos ha dejado claro que no le respaldará y con Adelante Andalucía no suma. Pese a ello, Díaz recibió el respaldo del comité director del PSOE andaluz ayer tarde para que lo intente e inicie los contactos con las otras fuerzas.

Los socialistas andaluces hicieron un esfuerzo sobre todo por parecer unidos ante la adversidad de verse desalojados de la Junta. Díaz admitió por primera vez en público esa posibilidad. «Podemos encontrarnos un escenario en el que no podamos volver a gobernar», expresó en alusión a las conversaciones avanzadas entre PP y Cs para formar gobierno.

Díaz alertó de que el voto de Vox será necesario y no solo de forma coyuntural en la investidura del primer presidente conservador de la Junta, sino también para aprobar los Presupuestos. Opina que la irrupción de la extrema derecha se repetirá en otras autonomías si Cs pone «la gobernabilidad de Andalucía en manos de quienes han sido felicitados por Le Pen y el Klu Klux Klan». «Rivera tendrá que decidir si quiere ser Macrón o Salvini», espetó.

En la escenificación de la unidad del PSOE andaluz subyace el temor a un segundo descalabro en las municipales. Varios alcaldes y candidatos no ocultaron su temor a un resultado adverso por el consorcio de las derechas con Vox si no revierte la abstención que ha sufrido la izquierda en los comicios autonómicos. Díaz también mencionó que se haya duplicado el número de votos nulos. El regidor de Dos Hermanas, Quico Toscano, sanchista muy crítico con Díaz, se sumó a la llamada a la unidad del partido cara a las municipales.

Alegato de Celis

Los sanchistas han dado un voto de confianza a Susana Díaz hasta las municipales, pero no exento de crítica. El delegado del Gobierno, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, expresó su apoyo a Susana Díaz y le instó no solo a mantener la Junta sino a obtener la Presidencia del Parlamento por ser el partido más votado; Pero también deslizó reproches, como que desde el congreso federal del pasado año, cuando Díaz perdió frente a Sánchez, el PSOE-A ha estado «distante, por decir poco» de la dirección federal. Por ello reclamó a Díaz una mejor «sintonización» con el equipo de Ferraz. «Necesitamos un partido sin exclusiones, un partido inclusivo, con diálogo, responsabilidad y generosidad, con el menor ruido posible para no fracturar el partido», subrayó.

Más