Susana Díaz empieza a dar señales para unas elecciones andaluzas este otoño

Susana Díaz empieza a dar señales para unas elecciones andaluzas este otoño

Su número dos en el PSOE-A afirma que la «situación no es la misma» tras la ruptura con Cs y que su partido se ve «fuerte y sólido» para afrontar comicios si fueran antes de marzo

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El PSOE andaluz calienta motores para unas elecciones este otoño. Falta que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, salga del silencio y despeje de forma definitiva la fecha, pero ya ha dado luz verde para que su entorno emita señales de estar conforme con no agotar la legislatura, que expira en marzo. Su número dos en el partido, Juan Cornejo, manifestó ayer que ve a un PSOE «fuerte, sólido y conectado a la sociedad» para afrontar la cita con las urnas. También admitió que tras la ruptura del pacto con Cs, «no podemos negar que la situación no es la misma» porque hay cuatro partidos «enfrente» y su grupo está en minoría parlamentaria.

La decisión corresponde a Susana Díaz, insistió el secretario de Organización del PSOE-A, pero admitió que será difícil sin apoyo de otro partido un nuevo Presupuesto de la Junta antes de las elecciones y que la presidenta sopesará si Andalucía «necesita un nuevo tiempo para dar estabilidad». Es la primera vez que un dirigente del PSOE andaluz admite de forma tan clara la posibilidad del anticipo electoral, aunque sea una cuestión sopesada de forma interna desde hace meses.

Hasta ahora había coincidencia en que no serían en marzo porque Susana Díaz no quería repetir, de volver a ganar y sin mayoría absoluta, una situación como la vivida cuando se celebraron a finales de marzo en 2015, que estuvo esperando 81 días a ser investida presidenta por el bloqueo de los grupos de la oposición por los intereses en las elecciones municipales y autonómicas de mayo.

Díaz ha barajado febrero largo tiempo, por eso insistió durante meses que agotaría la legislatura. Aún febrero está sobre la mesa, aunque en el PSOE andaluz hay más partidarios de celebrar este otoño que esperar a final del invierno, según algunas fuentes consultadas. La salida bronca de Cs del pacto con el PSOE parece haber inclinado la balanza hacia noviembre o diciembre. «Estamos en el tramo final de la legislatura y tres meses antes o después, eso no puede considerarse adelanto, no es lo mismo que con dos años de legislatura», dijo Cornejo.

Todo indica que los partidarios de elecciones «cuanto antes» han convencido a la presidenta. Para ello deben haber influido el último 'tracking' o rastreo que el partido suele realizar para pulsar el ambiente electoral en Andalucía, cuyos datos nunca hace públicos. Tampoco ayer cuando se le preguntó a Cornejo, que sí respondió entusiasmado que su olfato le garantiza la fortaleza del PSOE en Andalucía.

A partir de ahora caben dos posibilidades: Que Susana Díaz admita en pocas horas que habrá elecciones en otoño o que apure el plazo de 54 días -necesario para la publicación en el BOJA (Boletín Oficial de la Junta de Andalucía) de la disolución del Parlamento y fecha electoral en caso de anticipo- para comunicar su intención y cuál será el domingo para ir a votar. Todo depende de la fecha decidida. La más cercana en el horizonte aún posible es el 11 de noviembre, para lo que la convocatoria debería publicarse entre el 18 y 19 de septiembre. También está en las quinielas la fecha del 18 de noviembre, para la que la convocatoria debe imprimirse el 26 de este mes. El Parlamento celebra este miércoles y jueves un Pleno, el primero del periodo de sesiones tras el verano. ¿Será el último de la legislatura?

Algunas fuentes admiten el interés de Díaz en dejar aprobada la reforma de la Ley de Igualdad, para la que hay consenso de los partidos. El trámite para su aprobación no estará hasta finales de mes, por lo que cabría un segundo Pleno en septiembre que además sirviera para cerrar otros asuntos. Por esta razón, los domingos 25 de noviembre y 2 de diciembre gozan de más consenso entre los políticos de la oposición que hacen quinielas. La convocatoria podría esperar hasta el 2 de octubre y a partir de este día una semana cada vez que se retrase hasta el 9 de diciembre, la última que dan por buena antes de las Navidades.

En la decisión puede influir el clima que se observe en el Parlamento este próximo Pleno. El PSOE, en minoría parlamentaria con 47 diputados cuando la mayoría absoluta en Andalucía es de 55, asume ya que agotar los siete meses de legislatura que quedan hasta marzo se hace cada vez más difícil porque todos los partidos están en modo electoral y «actuando según sus intereses». «Entiendo que no es lo mismo con cuatro partidos en contra buscando lo que les es más rentable», manifestó Cornejo.

Críticas a Rivera

Descarta confiar en acuerdos con un PP que ahora «está pidiendo todo lo que negó antes» y con Podemos-IU que están «en lo de siempre, en su confluencia». Con Cs tampoco porque el «antiguo compañero de viaje» que antes estaba «interesado en sacar proyectos», ha roto el pacto de investidura con los socialistas «por sus propios intereses». Para Cornejo, «Cs se ha sumergido sin matices en la derecha de Rivera» porque este quiere elecciones pronto para convertir Andalucía «en el campo de batalla de la derecha», en alusión a su rivalidad nacional con el líder del PP, Pablo Casado.

De sus frases se deduce que también el discurso del PSOE es ya electoral y sin ánimo de tender puentes como hace meses, cuando negoció con todos los partidos el documento para reclamar un nuevo sistema de financiación autonómica al Gobierno de Mariano Rajoy. Ayer recordó este acuerdo, pero para anotar que con su negativa a respaldarlo, Cs ya estaba dando muestras de su centralismo y «derechización galopante». «Lo que más le molesta a Rivera es el 28F y su significado, porque no cree en la descentralización», sentenció.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos