Sindicatos de Educación critican los cambios propuestos en el proceso de escolarización

Niños acuden al colegio en su primer día de clase, en una imagen de archivo. /
Niños acuden al colegio en su primer día de clase, en una imagen de archivo.

CCOO dice que la libre elección provocará «trasvase de alumnos sin control» y ANPE defenderá los intereses de la enseñanza pública

SUR SEVILLA.

La Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía ha alertado de que la libre elección de centro escolar que facilitará la modificación del proceso de escolarización «tendría como consecuencia un trasvase de alumnos sin control», mientras que el sindicato ANPE defenderá los intereses de la enseñanza pública «frente a cualquier maniobra de perjudicarla en beneficio de intereses privados». En declaraciones a Europa Press, el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO-A, Diego Molina, señaló que desde su organización sindical defienden el modelo de escolarización y las zonas educativas que «han evitado de manera racional este trasvase».

En este sentido, apuntó que «son partidarios» de «mantener la programación general de la enseñanza, recogida en el artículo 27 de la Constitución, como elemento para definir la red de centros, siempre con la apuesta de los poderes públicos de garantizar la universalización del derecho a la educación a través de la extensión de la red pública». En cualquier caso, Molina indicó que están a la espera de que la Consejería de Educación y Deporte reúna a las organizaciones sindicales para debatir este nuevo modelo de escolarización que proponen, «lo que valoramos», añadió.

Por su parte, ANPE ha asegurado que contempla con «preocupación» los movimientos de los nuevos responsables de la consejería en esta materia, a la par que ha añadido que a la espera de conocer un primer borrador de modificación del decreto, «defenderá en la Mesa Sectorial de Educación los intereses de la enseñanza pública frente a cualquier maniobra más o menos explícita de perjudicarla en beneficio de intereses privados».

Para ANPE, según indica en un comunicado, la enseñanza pública «es la única que garantiza la igualdad de oportunidades y la cohesión social, llegando a todos los rincones y siendo accesible a cualquier persona». Además, ha destacado que los centros públicos «facilitan una educación de calidad gracias al esfuerzo diario de los mejores profesionales, seleccionados a través de principios de igualdad, mérito y capacidad». Esta organización sindical ha añadido también que «no puede permitir» que el desarrollo de la tarea educativa por parte de la escuela pública «sea torpedeado mediante una interesada invocación de los derechos de las familias que enmascare un trato de favor a la enseñanza privada». En consecuencia, ANPE, en su condición de sindicato exclusivo de la enseñanza pública, ha afirmado que asume, ante el proceso negociador que se avecina, «el deber y el orgullo de defender una enseñanza pública andaluza profesional y de calidad, garante del principio de igualdad de oportunidades y base de una justa arquitectura social».

Sobre este asunto se pronunció también hace unos días el sindicato Ustea, el cual acusó al Gobierno andaluz de plantear «una nueva ofensiva» contra la educación pública «favoreciendo a la red privada en detrimento de la pública», y ello «con la coartada de la libertad», señaló.