Serrano: «Somos de extremo sentido común»

EFE

El portavoz de Vox avisa que no renunciará a la derogación de las leyes de género. «Estamos hasta el gorro del lenguaje inclusivo»

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El debate de investidura de Juanma Moreno como presidente de Andalucía ha comenzado esta mañana con las intervenciones de los portavoces de los grupos. Las intervenciones se hacen de menor a mayor representación. El primero en subir a la tribuna ha sido el portavoz de Vox, Francisco Serrano, cuyo grupo de 12 diputados se estrena en la Cámara autonómica y es imprescindible para que salga adelante la investidura de Moreno. La expectación ha sido mayúscula. Al discurso ha asistido desde la tribuna de invitados el líder nacional de Vox, Santiago Abascal, que ya antes de entrar al salón de plenos ha criticado las protestas feministas de ayer en el Parlamento. «Los que gritan 'no pasarán' porque están atizando el odio y vamos a señalar su responsabilidad«, ha dicho Abascal.

Serrano ha despejado que su grupo votará al candidato popular después de que Moreno haya atendido a su principal reclamación, que condene «los insultos que estamos recibiendo», en alusión a las críticas por su posición sobre las políticas de género. Moreno ha respondido que su gobierno defenderá «la pluralidad de los andaluces representada en esta cámara». «Defenderé a todos los grupos que sean atacados». Serrano ha dado por buena esta respuesta y luego ha renunciado a su turno de réplica en la tribuna no sin antes confirmar los votos al candidato popular.

La primera intervención del primer cargo de Vox en una institución en España ha servido para que Serrano presente las credenciales ideológicas de su formación, defienda sus propuestas y desmienta otras etiquetas, entre otras las de «extrema derecha». «Si somos algo es de extremo sentido común». Serrano se ha presentado como el portavoz de un partido que ha venido a ocupar «un vacío existencial» en el arco político, personas «normales» de derechas y «algunos de izquierdas» que se sentían «indignados» porque sus ideas no se ven defendidas por los partidos con representación parlamentaria. Incluso ha calificado al PP de «derrotista» por no haber podido desalojar al PSOE del poder en los casi 37 años de gobiernos consecutivos. Por eso Serrano ha reivindicado a Vox como «la herramienta democrática que ha puesto fin al régimen socialista». «Nosotros somos los que hemos propiciado el cambio, no PP y Cs, sino nosotros», ha remarcado.

El portavoz de Vox, que se ha defendido como una formación constitucional, respetuosa con la pluralidad, defensora de lo «mejor para España y Andalucía», también ha remarcado su posición a favor de la derogación de las leyes de género, una exigencia en la negociación con el PP que este partido rechazó y no se incluye en el acuerdo de legislatura. Serrano ha sido muy explícito en materia de género. «Estamos hasta el gorro del lenguaje inclusivo», dijo para a continuación remarcar en cada frase el género masculino para referirse a «españoles y andaluces». Ha dicho que Vox defiende la igualdad de la mujer y en contra de la violencia contra las mujeres, que ha calificado de «lacra social», «pero también contra la violencia a los hombres, homosexuales, lesbianas...» Ha hablado de «imposición ideológica de género» y ha llegado a afirmar que el fracaso en la lucha contra la violencia machista se debe a «un sistema de suculentas ayudas que hasta ahora no ha tenido fiscalización», en alusión a las organizaciones feministas que reciben subvenciones para atender a víctimas de maltrato. «Yo recibí un premio de una asociación de mujeres en 2001 cuando la señora Díaz defendía la botellona como concejala», dijo para arrogarse defensor de las mujeres en alusión a la etapa de la presidenta saliente como edil de Juventud en el Ayuntamiento de Sevilla.

Serrano se ha sincerado al recordar que como juez de familia fue condenado a dos años de inhabilitación por prevaricación culposa al cambiar un régimen de visitas de un niño para que pudiera salir de nazareno en una procesión en Sevilla. Serrano considera que fue perseguido por ello injustamente por asociaciones feministas. « Estoy aquí porque fui perseguido. El efecto del niño nazareno, como el efecto mariposa, ha terminado en esta tribuna», ha confesado.

Réplica de Juanma Moreno

Por su parte, el presidente del PP-A y candidato a la investidura a la Presidencia de la Junta, Juanma Moreno, ha pedido a Vox «encapsular» las discrepancias entre ambas formaciones y fijarse en los puntos de encuentro, «que estoy convencido de que son muchos para mejorar Andalucía», con el objetivo de dotar de «estabilidad» la legislatura.

En respuesta a la intervención del portavoz parlamentario de Vox, Francisco Serrano, en el marco de la segunda sesión del debate de investidura, Moreno ha defendido la necesidad de generar estabilidad «porque el cambio no es solo hoy y se tiene que notar de verdad».

«Para eso necesitamos sustentar una mayoría parlamentaria con la que dotar ese cambio de estabilidad», ha afirmado el líder de los 'populares' andaluces, quien ha reclamado a Vox que piense que ambas formaciones tienen que ser «útiles» para mejorar la vida de los andaluces y que dentro de unos años se pueda decir «mereció la pena el 2D».

Más

Temas

Vox
 

Fotos

Vídeos