Salud retira todos los productos de Magrudis, la marca que causó el brote de listeriosis

Supermercado con productos cárnicos en sus estanterías/SUR
Supermercado con productos cárnicos en sus estanterías / SUR

En cuanto a los dos recién nacidos a los que se estaba seguimiento, se ha descartado la presencia de la bacteria en ambos

EUROPA PRESS

La Consejería de Salud y Familias ha confirmado 132 casos de infección por 'Listeria monocytogenes' desde el inicio de la alerta activada el pasado 15 de agosto, mientras que el número de pacientes hospitalizados es de 53 (el mismo que el día anterior), de ellos 23 son mujeres embarazadas frente a los 18 de este martes. Además, ha ordenado que se retiren todos los productos de la marca, no solo carne mechada, de manera preventiva.

Cuestionado sobre si en la reunión de seguimiento se ha hablado de avances sobre el foco de la infección dentro de la fábrica, el portavoz del gabinete técnico ha señalado que «está en proceso de análisis» y que «en cuanto a esta información se conozca se hará pública». Pero, ha añadido que desde un punto de vista práctico, «el objetivo está en no consumir la carne contaminada».

Sobre la posibilidad de contaminación cruzada, ha dicho que la enfermedad la produce un elemento que se contamina y allí la listeria se reproduce y alcanza cantidades que «constituyen una amenaza para la salud y producen enfermedades».

El departamento que dirige Jesús Aguirre ha recordado que a través del procedimiento habitual para alertas alimentarias a nivel nacional establecido en el Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri) ha trasladado toda la información disponible a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Easan).

Los servicios oficiales de inspección de los distritos sanitarios dependientes de la Consejería de Salud y Familias siguen haciendo intervenciones para la retirada efectiva de todo el producto de todos los establecimientos en los que se identifica que ha habido distribución del producto.

La alerta sanitaria

La Consejería de Salud y Familias, a través de la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica, decretó el pasado 15 de agosto una alerta sanitaria sobre el producto de carne mechada con el nombre comercial 'La Mechá', fabricado por la firma Magrudis, con domicilio en Sevilla capital, tras comprobar que este producto es el agente causante de los brotes de listeriosis registrados en Sevilla en las últimas semanas.

Desde la citada fecha, Salud y Familias ha informado a los ciudadanos de que dejen de consumir el citado producto a través de comunicaciones en prensa y en las redes sociales. La alerta sanitaria, activada tras el desarrollo de los protocolos y de las inspecciones oportunas, ha significado la retirada del citado producto de la venta y consumo y el aviso de la misma a la ciudadanía.

De otro lado, la Dirección General de Salud Pública está muestreando otros productos diferentes a la carne mechada también elaborados por la empresa Magrudis, fabricante del producto 'La Mechá', y ha solicitado a la Delegación Territorial de Salud y Familias de Sevilla que traslade al Ayuntamiento hispalense la necesidad de ampliar la alerta a todos estos productos.

Todos los casos de listeriosis de los que ha tenido conocimiento la Consejería de Salud y Familias han sido diagnosticados y están recibiendo la asistencia sanitaria oportuna. La listeriosis es una infección causada por el germen Listeria monocytogenes. Las personas por lo general enferman con listeriosis después de comer alimentos contaminados.

Un error

La enfermedad afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, adultos mayores y personas con el sistema inmunitario debilitado. Es poco común que personas en otros grupos se enfermen con una infección por listeria.

La listeriosis es generalmente una enfermedad leve, que cursa produciendo fiebre y diarrea de manera similar a otras infecciones trasmitidas por alimentos, pero este tipo de infección por listeria es raramente diagnosticado. No obstante, en ciertos grupos de personas como son las mujeres embarazadas, puede causar una afección grave que afecte al feto; también son especialmente sensibles las personas mayores, y los pacientes con el sistema inmunitario debilitado más pueden desarrollar síntomas.