Rocío Ruiz lamenta la politización de la campaña de violencia de género y ve inmoral usar esta tragedia por rédito político

La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz (archivo)./EP
La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz (archivo). / EP

La consejera de Igualdad asegura que la campaña cumple escrupulosamente la Ley de Violencia de Género y el Pacto de Estado en esta materia

JOSÉ LUIS PIEDRASevilla

La campaña contra la violencia de género impulsada por la Junta sigue instalada en el escenario de la polémica con las críticas de la oposición y su insistencia para que sea retirada, algo que desde el Gobierno rechazan y lamentan. Así lo ha puesto hoy de relieve la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, Rocío Ruiz, que censuró la politización que se está haciendo de la campaña y consideró «inmoral utilizar la tragedia del asesinato de mujeres para sacar rédito político«.

Rocío Ruiz aseguró que la campaña cumple «escrupulosamente« con la Ley andaluza contra la Violencia de Género y con los preceptos del Pacto de Estado en esta materia y añadió que hay diversos artículos de ambos textos en los que se «habla claramente de mostrar modelos positivos y mujeres supervivientes para empoderarlas con historias de superación», en alusión a las imágenes de mujeres sonrientes que han logrado sobrevivir a este drama que exhibe la campaña.

La consejera instó a abandonar esta polémica y centrar los esfuerzos de todos en la lucha por erradicar esta lacra social. En este sentido, dijo que «todas las personas con responsabilidad, tanto en la Consejería y en el Gobierno andaluz como en la oposición, tenemos que utilizar toda la energía en trabajar y luchar contra la lacra del asesinato de mujeres víctimas de la violencia machista y eso es lo que nos tiene que preocupar», señaló.

Sobre la participación de actrices en la campaña, precisó que «todo el mundo sabe que hay una ficción publicitaria y que siempre se utilizan modelos porque es inviable utilizar víctimas reales por una cuestión de sentido común, confidencialidad y protección de datos de las víctimas».

Sobre el acierto y efectividad respecto al contenido de la campaña, la responsable autonómica en materia de violencia de género explicó que «nadie tiene la clave ni la fórmula para saber cómo se llega a las mujeres víctimas de la violencia de género«.

Sobre las críticas de diversos colectivos de mujeres, Ruiz replicó que «hay muchas supervivientes que nos han felicitado por la campaña y también hay asociaciones a las que les gusta la campaña». Con todo y al margen de los gustos, afirmó que «el objetivo es empoderar a las mujeres y animarlas a denunciar y de ahí la idea de mostrar a mujeres que han superado estas situaciones como marca el Pacto de Estado».

La campaña, bajo el lema 'Pero la vida siempre es más fuerte. Denuncia, vive', está basada en la superación del drama de la violencia de género por parte de las supervivientes y cuenta con una inversión de 1,2 millones, desarrollándose desde finales de julio en televisión, radio, prensa impresa y digital y redes sociales bajo el hashtag #DenunciaVive, así como a través de anuncios en vallas, mupis, autobuses, metros y tranvías.

La campaña se dirige especialmente a las personas jóvenes por la importancia de llevar a cabo una política activa de concienciación que favorezca la prevención de la misma, ya que se registra un repunte en los comportamientos machistas entre los jóvenes. También está enfocada a las mujeres del ámbito rural, por su situación de especial vulnerabilidad, ya que más de la tercera parte de los asesinatos de mujeres se registra en poblaciones de menos de 20.000 habitantes.

Desde 2003, año en el que arrancó la contabilización de los crímenes machistas, han sido ya 1.010 mujeres asesinadas en España y 201 en Andalucía.