«No quiero que ayuden a Andalucía, quiero que compartan la solidaridad todos»

E. P. JAÉN

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, destacó que la crisis migratoria y la llegada de personas a las costas andaluzas y del sur europeo es un problema de Europa y de Estado: «Yo no quiero que ayuden a Andalucía, quiero que compartan la solidaridad todos los países en Europa y todos los territorios en España», afirmó ayer en Torreperogil (Jaén).

Díaz consideró que Europa «no puede ser la que estamos viendo», al tiempo que ha defendido la «mirada decente a la inmigración» de los andaluces porque «es tierra de emigrantes». «Europa tiene también que poner los medios en origen» para hacer frente a los «traficantes de personas» que son las mafias», afirmó.

A su juicio, dejarlo «a la voluntariedad, voluntariamente a quien quiera», es hacer «el juego a los Trump europeos, a esos líderes como Salvini» que quieren abrir «un camino de xenofobia». «No se puede dejar a regiones de gente humilde y trabajadores. Nosotros damos lo que tenemos y más, pero es un problema de Europa y de estado, que tienen que poner todos los medios», declaró. Por ello, «tiene que ser obligatorio», y ha demandado la implicación de todos los países y una reunión de la conferencia sectorial «para ver cómo todo el mundo contribuye», puesto que, de lo contrario, se estarán abriendo las puertas a «xenófobos, populistas, racistas que quieren enfrentar a los ciudadanos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos