El PSOE-A considera «propaganda» el diálogo y estabilidad del Gobierno que lidera el PP-A como árbitro entre Cs y Vox

El PSOE-A considera «propaganda» el diálogo y estabilidad del Gobierno que lidera el PP-A como árbitro entre Cs y Vox

Ramírez de Arellano critica la inacción de un ejecutivo del que Cs es un mero acompañante abrazado a la derecha en su giro político y crisis de identidad

JOSÉ LUIS PIEDRASEVILLA

El PSOE-A replicó al alarde de positivos resultados del balance de los seis primeros meses de gobierno que realizaron hoy los líderes del ejecutivo bipartido, Juanma Moreno y Juan Marín. Desde las filas socialistas se cuestionan el diálogo y la estabilidad de las que presume el nuevo gobierno, según puso de relieve el delegado de Universidades y portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Ramírez de Arellano, que ha dejó claro que se trata de mera «propaganda» ya que ni practica el diálogo con el PSOE ni con la oposición ni existe estabilidad, como así lo corroboran los continuos ceses y dimisiones que se han producido hasta la fecha.

Según el portavoz socialista de Hacienda, con la presunción del diálogo «solo pretenden enmascarar la influencia de Vox, ya que la realidad es que el PSOE-A es el principal partido de Andalucía, el más votado y líder oposición y no han dialogado con nosotros, una falta de negociación que se extiende a todos los ámbitos de la sociedad, desde los agentes sociales a los sectores de la sanidad y la educación«, puntualizó.

Ramírez de Arellano aseguró que las riendas y el liderazgo del este gobierno en Andalucía lo ostenta el PP-A, que ejerce como árbitro entre Cs y Vox y está consiguiendo imponer su estilo característico que, a su juicio, «está basado en la propaganda y en insistir en lemas que le convienen desde la inacción y la inactividad».

El dirigente socialista señaló que la formación naranja que lidera Juan Marín «se está abrazando a esa estrategia como mero acompañante, ya que el PP-A es quién lidera el gobierno y lleva la gestión del día a día« desde la Presidencia y la Consejería de Presidencia, junto a otras áreas de decisión importantes como Hacienda o Salud,

Según Ramírez de Arellano, «Ciudadanos está abrazado y sometido a este estilo como algo normal debido a la profunda crisis de identidad por su fuerte giro a la derecha, incluso a la derecha del PP«.

En su opinión, «El PP-A al estilo de Rajoy se ha dedicado a hablar de herencia recibida y se ha instalado en la estrategia de no hacer nada», lo que argumentó recurriendo al Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), del que dijo que «da pena y auténtico rubor, así como los órdenes del día del Consejo de Gobierno semana tras semana«.

El parlamentario socialista también alertó de la decisiva influencia que está teniendo a extrema derecha de Vox en la acción de gobierno, como se ha reflejado en el presupuesto y en determinados discursos como el de igualdad y el de la lucha contra la violencia de género.

Por último, defendió el trabajo del PSOE-A en esta legislatura ejerciendo una «oposición firme, seria y responsable desde la lealtad institucional y el rigor, no como hacía el PP-A, desde la frivolidad, la improvisación y búsqueda de titulares».