El PSOE-A advierte: «Hasta que no haya investidura no se da nada por perdido»

Juan Cornejo, en una imagen antes de la campaña electoral :: efe/EFE
Juan Cornejo, en una imagen antes de la campaña electoral :: efe / EFE

Los socialistas aspiran a la Presidencia del Parlamento, para lo que presionan a Cs para dejar fuera a Vox

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El tiempo para la primera votación de la investidura del presidente de la Junta de la undécima legislatura es largo aún. No será hasta después de las fiestas navideñas, tras la primera semana de enero. Un mes más o menos. En un mes pueden pasar muchas cosas en política. A esto se agarran los socialistas para dar a entender que aún no está «todo perdido» y que la investidura de Susana Díaz es factible porque es el partido más votado. Se trata de una estrategia, ya que en el PSOE andaluz hay pleno convencimiento de que las derechas no van a dejar pasar la primera oportunidad que tienen de gobernar Andalucía al sumar mayoría absoluta PP, Cs y Vox.

El PSOE ha comenzado a poner en práctica una ofensiva durísima contra Ciudadanos, antiguo aliado que hizo presidenta a Susana Díaz. La consigna es erosionar la credibilidad del partido de Albert Rivera por su flanco débil: La equidistancia que mantiene con Vox en las negociaciones con el PP para gobernar juntos y echar al PSOE de la Junta. Sin el voto de Vox no es posible.

La ofensiva tiene un objetivo a corto plazo, hacerse con el control de la Mesa del Parlamento el día 27 de este mes, y otro a medio plazo, afrontar las elecciones municipales de mayo con el partido movilizado para no repetir el vapuleo en las urnas del pasado día 2. Si en el trayecto de estas dos fechas, Ciudadanos se desmarca del PP, al PSOE le habrá tocado el gordo de la lotería. «Hasta que no haya investidura no se da nada por perdido», recalcó el secretario de Organización del PSOE-A, Juan Cornejo, a los periodistas.

En la ofensiva cara a la primera fecha, Cornejo admitió que el PSOE va a solicitar la Presidencia del Parlamento porque es «la fuerza más votada» y avisó: «No hay forma de tener la Presidencia sólo con los votos del PP y Ciudadanos, no sé cómo hacen los números». El PSOE cuenta a priori con dos puestos, una vicepresidencia y una secretaría. Los socialistas hablan con Adelante y Cs, pero no con el PP y Vox. A Cs le dicen lo siguiente: «Rivera va a tener muy difícil poder vender que dan cabida a un partido que viene a destruir las instituciones». «Andalucía está en manos de la ultraderecha, quiero que lo sepa todo el mundo».

Para las municipales, la estrategia la encabeza Susana Díaz con reuniones fuera de agenda con alcaldes, candidatos y direcciones del partido en cada provincia desde este miércoles. La secretaria general del PSOE-A se ha marcado como reto revertir la abstención en el electorado de izquierdas.