El PSOE trata de convencer a Cs de que le permita gobernar en Jaén y Granada

Comisión negociadora del PSOE y Ciudadanos./EFE
Comisión negociadora del PSOE y Ciudadanos. / EFE

Socialistas y naranjas negocian las alcaldías de más de 25 municipios en los que los segundos son llave de gobierno

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Esta semana es clave en los pactos municipales también en Andalucía, aunque el foco nacional en general y el de Madrid en particular acapare más atención. Ciudadanos es llave en más de una veintena de ciudades andaluzas, incluidas varias capitales, en las que según qué decida el partido naranja puede haber un alcalde del PP o del PSOE. La dirección nacional de Cs ha advertido de que el socio prioritario es el PP, pero está abierto a negociar con los socialistas porque las circunstancias son diferentes según qué ciudades, qué resultados y qué candidatos.

Cs veta tanto a Vox como a Podemos en los acuerdos, aunque no les importa que voten una coalición de ellos con el PP o con el PSOE. Todo esto lo recordó ayer Cs a los representantes del PSOE que acudieron a una reunión convocada por los de Albert Rivera en el Parlamento, similar a la del pasado viernes con el PP. Los socialistas sacaron la conclusión de que es posible pelear hasta el sábado, cuando se constituyen los ayuntamientos, por algunas alcaldías de llave naranja. El objetivo principal es amarrar las de Granada y Jaén, pero hay más de 25 ayuntamientos de ciudades medias y pueblos pequeños sobre los que también se negocia.

«Algo caerá», dicen en el PSOE convencidos de que pese a la prioridad de Cs de pactar con el PP, los naranjas no pueden arrojar por la borda su trayectoria de equilibrios en Andalucía con pactos tanto con socialistas como populares para no perder la centralidad política. La reunión solo sirvió de «tanteo», para «explorar posiciones», sin llegar a más conclusión que la de seguir negociando hasta el viernes.

De hecho, las declaraciones de los dirigentes que encabezaban las delegaciones fueron a la entrada de la reunión. La secretaria de Organización de Cs Andalucía, Mar Hormigo, explicó que habrá acuerdos con los socialistas en aquellos municipios en los que sumen una mayoría estable y no sea posible esta con el PP, socio preferente en los pactos.

Su homólogo en el PSOE, Juan Cornejo, fue directo. Apuntó a las Alcaldías de Granada y Jaén, entre otras, como objetivos para su partido recordando a Cs que en ambas el candidato socialista ganó las elecciones a distancia de los del PP. Recordó que la única alternativa en estas es «un acuerdo entre PP, Cs y Vox, y ya vemos en el Parlamento lo que significa acordar con Vox», dijo en alusión al veto al Presupuesto de la Junta. Los socialistas estarían dispuestos a ofrecer a Cs participación en ayuntamientos en que no tienen mayoría absoluta, pero tampoco hay una alternativa de la derecha sea con Vox o sin Vox.

Hormigo respondió que Cs no pactará con Vox, pero los responsables de este partido tendrán que calibrar «si apoyar a un gobierno PP-Cs o dejar que las izquierdas gobiernen». Una frase que supone un jarro de agua fría a las expectativas del PSOE sobre Granada y Jaén si al final los de Vox acaban cediendo para que no haya alcalde socialista.

En la reunión participaron por el PSOE-A, además de Cornejo, los diputados Manuel Jiménez Barrios y Francisco Conejo; mientras por Cs, además de Hormigo, asistieron la secretaria de Acción Institucional, Elena Sumariva; y los parlamentarios Raúl Fernández, por Granada, y Javier Pareja, por Málaga.

Más