El PSOE critica que los empleados públicos sean las víctimas de la «caza de brujas» de las derechas

SURALMERÍA.

El portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Socialista y parlamentario autonómico por Almería, Rodrigo Sánchez Haro, lamentó ayer que los trabajadores públicos de Andalucía estén siendo los «chivos expiatorios» en la «caza de brujas que se está orquestando por parte de las derechas contra los servicios públicos». Además, transmitió su «preocupación» ante los «9.000 despidos anunciados por el Gobierno de las derechas», en alusión a PP, Cs y Vox, fuerzas que «están dispuestas a realizar despidos masivos sin que les tiemble el pulso». A su juicio, esta actuación revela que el Gobierno andaluz «es rehén de la extrema derecha» al no ser «capaz de garantizar la continuidad del empleo de los trabajadores públicos de la Junta».