El presunto autor de un crimen machista en Córdoba cumplía condena por asesinar a su primera mujer

Un policía vigila la calle en la que se sitúa la vivienda de la pareja hallada muerta por arma blanca. :: efe/
Un policía vigila la calle en la que se sitúa la vivienda de la pareja hallada muerta por arma blanca. :: efe

Estaba en libertad condicional tras 17 años en la cárcel cuando al parecer acuchilló a su nueva pareja, de origen brasileño y con una hija

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El hallazgo de un hombre y una mujer fallecidos por arma blanca en una vivienda de Córdoba apunta a un nuevo crimen machista, según las primeras hipótesis de la investigación. El caso pasaría a ser el tercero en apenas dos semanas en Andalucía en que el hombre mata a la mujer y luego se suicida, tras los casos de Iznájar y Ayamonte. En el de Córdoba, hay algo más espeluznante aún: El hombre se encontraba en libertad condicional de una condena por el asesinato de su entonces esposa en Algeciras (Cádiz) en 2002. Fue condenado a 17 años en 2004 por un jurado, por lo que terminaba la condena en 2020. Estranguló a su mujer, de nombre Amanda, con el cable de una plancha y luego la metió en la bañera de la casa para asegurarse de su muerte ahogándola. Tenían tres hijos.

En esta ocasión, si se confirma que se trata de un caso de violencia de género, el agresor prendió fuego a la vivienda tras acuchillar a la víctima. El humo hizo que un vecino alertara al 112 y a los bomberos. Cuando estos entraron en el inmueble pasadas las 11.00 de la mañana, hallaron los dos cuerpos sin vida. La víctima se llamaba Ana Lucía y es una mujer brasileña de 49 años con una hija de 16. Esta se encontraba en el colegio cuando la terrible muerte de su madre. El presunto asesino, de nacionalidad española, tenía 45 años y se llamaba Salvador Ramírez. La pareja llevaba unos meses de relación, según informaron medios de Córdoba.

MUJERES ASESINADAS

2003
Desde que se registran estadísticas ha habido mil mujeres asesinadas por sus parejas y exparejas. En este registro no entra Amanda, la esposa asesinada por el supuesto autor de la muerte de Ana Lucía en 2002.
España
En lo que va de 2019, son ya 24 las víctimas en España, cinco en Andalucía. Las dos últimas en Iznájar y Ayamonte.

Como otras muchas muertes de violencia machista, el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) precisó a Europa Press que la mujer fallecida «no era usuaria» del servicio que presta dicho instituto. Fuentes de la investigación han apuntado que no constan denuncias previas de la relación actual.

Este nuevo crimen machista, el número 24 en España y el quinto en Andalucía en 2019, sucede cuando se alcanzaba la cifra de mil mujeres asesinadas por parejas o exparejas con la última víctima en Valencia esta pasada semana desde que hay estadísticas en España. La contabilidad de esta lacra de asesinatos comenzó en 2003. Amanda, la primera mujer asesinada por el agresor de Córdoba, no figura en la estadística oficial, ya que su muerte ocurrió en abril de 2002. Si bien, el juicio contra su asesino sí tuvo una gran repercusión mediática en el Campo de Gibraltar.

Según indicaron a Europa Press fuentes penitenciarias, en octubre de 2017 un juez de Vigilancia Penitenciaria le concedió el tercer grado a Salvador Ramírez y en febrero de 2018, le fue concedida la libertad condicional, régimen en el que se hallaba actualmente, encontrándose en la fase final de la condena, que expiraba en 2020.

En la sentencia que le condenó, el juez puntualiza que el penado sabía que su mujer quería separarse un mes antes de que intentara y consiguiera asesinarla. En las tres últimas muertes de violencia machista en Andalucía, el maltratador acabó con la vida de su pareja y luego se quitó la suya.