Cs presidirá la comisión de investigación de la Faffe con el apoyo del PP y la abstención del PSOE

Cs presidirá la comisión de investigación de la Faffe con el apoyo del PP y la abstención del PSOE

El presidente es Enrique Moreno , diputado por Jaén de Cs e hijo del alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, quien abandonó el PP tras una trifulca por el control provincial del partido

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

El Parlamento andaluz ha constituido esta tarde una comisión de investigación sobre si hubo mal uso de dinero público en la extinta Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), que se ha hecho famosa porque uno de sus directivos y exmiembro de la ejecutiva del PSOE-A utilizó sus tarjetas de crédito para gastos en clubes de alterne. Se trata de la primera comisión de investigación de la legislatura y de la nueva etapa PP-Cs al frente del Gobierno de la Junta. Si bien no es una comisión nueva. Ya echó a andar el pasado septiembre, pero decayó con las elecciones autonómicas de diciembre y la disolución de la Cámara autonómica en octubre. Entonces la iniciativa corrió a cargo de los grupos de la oposición, pero esta vez ha sido a instancias del Gobierno bipartito.

Ni entonces ni ahora el PSOE, partido cuya gestión estará bajo la lupa de los diputados, se ha opuesto a la comisión. Incluso con su abstención permitió ayer tarde que quien presida esta sea Cs, en concreto el diputado Enrique Moreno, abogado y de la nueva hornada de parlamentarios del partido naranja. Su candidatura compitió con la de Maribel Mora, de Adelante Andalucía, y la de Francisco Serrano, de Vox. Si el PSOE, que renunció a presentar candidato, hubiera votado a la de Adelante, esta hubiera salido elegida, ya que ambos partidos suman 50 escaños, mientras PP y Cs solo 47. Optó por la abstención, permitiendo que el elegido sea el diputado de Cs Enrique Moreno.

Pleito entre PP y Cs

PP y Cs habían pleiteado por arrogarse el mérito de presidir la comisión. Al final ambos partidos han negociado y han acordado que la comanden los naranjas. La popular Ana Vanesa García justificaba la cesión al interés de que los trabajos «empiecen cuanto antes». El diputado del PSOE Rodrigo Sánchez Haro admitió conversaciones «con todos los grupos», pero negó un acuerdo con los partidos del gobierno. «Quien sea presidente no tiene relevancia para nosotros», dijo. El PSOE parece haberle devuelto el favor a Cs, grupo que se abstuvo en septiembre para que la elegida entonces como presienta fuera la socialista Marisa Bustinduy, ahora en el Senado. La diputada de Adelante Maribel Mora acusó al PSOE de haber dejado que presida Cs porque fue su antiguo socio en la anterior legislatura «y le ha blanqueado todos sus casos de corrupción». En nombre de Cs, Teresa Pardo, y en el de Vox, Ángela Mulas, subrayaron el objetivo de aclarar cuanto antes lo que pasó en la Faffe.

La elección de Enrique Moreno cuenta con una paradoja curiosa. El diputado de Cs es hijo del alcalde de Porcuna, Miguel Moreno, quien abandonó el PP a finales de enero del pasado año junto a otros ediles populares de Jaén tras una trifulca en el proceso de elección del presidente provincial que acabó en los tribunales. Miguel Moreno ganó las primarias de los militantes, pero los delegados al congreso provincial optaron por Juan Diego Requena, alcalde de Santisteban del Puerto. Aquella ruptura abrió una crisis en el PP de Jaén y la puerta a que varios de sus cargos se pasaran a Cs.

El presidente de la comisión es el que marca el calendario y quien deberá presentar un dictamen con las conclusiones de todos los grupos cuando la comisión acabe. También deberá dirigir la solicitud de documentación y las comparecencias que pidan los grupos. Moreno dijo aceptar el cargo «con mucho honor, responsabilidad, compromiso, seriedad, criterio y determinación».

Dinero en prostíbulos

La Faffe fue creada en 2003 como un ente dependiente de la Consejería de Empleo para ocuparse de los fondos públicos de la formación y, hasta su disolución en 2011, gestionó más de 300 millones de euros de subvenciones públicas. Un informe de la Cámara de Cuentas «advierte de que este ente público acumula un total de 55.644.950,80 euros sin justificar en subvenciones excepcionales del Gobierno andaluz», según expresó el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, cuando dio a conocer la solicitud de la investigación.

Tras la disolución en 2011, pasando su personal al Servicio Andaluz de Empleo (SAE), y en el marco de la investigación sobre los cursos de formación, la Faffe pasó a ser investigada judicialmente. Entonces trascendieron escándalos, cuando un informe de la UCO llegó a calificarla de «agencia de colocación del PSOE»; cuando se supo que se había empleado a un exalcalde socialista que solo de dedicaba a leer el periódico. El más sonado de los escándalos fue cuando se destapó que su exgerente Fernando Villén llegó a gastar 31.669 euros en cinco prostíbulos, aunque dijo en sede judicial que el dinero lo devolvió luego.