Ana Gil, de Vox, presidirá la comisión competente en materia histórica

Ana Gil, Francisco Serrano, Alejandro Hernández Valdés y Benito Morillo, ayer en el Parlamento. :: sur/
Ana Gil, Francisco Serrano, Alejandro Hernández Valdés y Benito Morillo, ayer en el Parlamento. :: sur

La parlamentaria malagueña estará al frente de la Comisión de Cultura y Patrimonio, la única en la que hubo dos candidatos a presidente

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Ana Gil, parlamentaria andaluza por Málaga de Vox, presidirá la Comisión de Cultura y Patrimonio Histórico, con competencias en Memoria Histórica, que quedó constituida en la tarde de ayer en la Cámara autonómica. Un nombramiento que se produce después de la polémica generada en los últimos días ya que aunque en un principio se informó de un acuerdo cerrado entre los cinco grupos con representación en el pleno para repartirse la composición de las mesas de las comisiones, PSOE y Adelante Andalucía criticaron después que el partido de Santiago Abascal estuviera al frente de esta comisión; incluso los socialistas ofrecieron un trueque a Vox y le ofertaron presidir la Comisión de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

Finalmente no hubo cambios y el nombramiento de Gil salió adelante con los diez votos a favor del PP, Ciudadanos y Vox frente a los ocho de PSOE y Adelante para la onubense, María Gracia González, la aspirante propuesta por la coalición de Podemos e IU. Se da la circunstancia de que la presidencia de la Comisión de Cultura y Patrimonio fue la única de todas las que se votaron este lunes en la que hubo dos aspirantes.

El presidente del grupo de Vox, Francisco Serrano, y el portavoz parlamentario, Alejandro Hernández, denunciaron ayer la actitud de los partidos de izquierda en la elección de los miembros de las mesas de las comisiones parlamentarias y les acusaron de «incumplir» un acuerdo alcanzado por todos los grupos.

«Vox ha conseguido su objetivo en una elección que responde a los acuerdos adoptados por todos y ha cumplido su objetivo. La izquierda los ha incumplido por su histrionismo», sostuvo Hernández, a lo que Serrano agregó que la postura del PSOE y Adelante Andalucía responde a la «teatralización y el postureo».

Por su parte, por la mañana, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín (Ciudadanos), arremetió contra la postura del PSOE-A sobre la presidencia de Vox en dicha comisión. «Tiene que entender que en el Parlamento hay democracia y que las comisiones, vota la mayoría que es la que decide. Esto no lo decide el PSOE, la etapa en la que el PSOE viene, ordena, manda y los demás obedecen pasó», recalcó.

Vox es muy critico con la ley andaluza de Memoria Histórica y en el punto 33 del acuerdo firmado con el PP para investir a Juanma Moreno como presidente de la Junta se establece promover una Ley de Concordia en sustitución de la normativa sobre Memoria Histórica.

Entre las funciones de la presidenta de la comisión estará ordenar los debates, preparar el orden de día de cada sesión y solicitar la comparecencia de la consejera de Cultura, Patricia del Pozo (PP), cuando así lo reclamen los grupos. Además, Ana Gil, como todos los presidentes de comisión, recibirá una compensación económica de 508,46 euros que se sumará a su nómina de 3.081 euros brutos mensuales.