El plan de choque de Salud rebaja en 6.178 los pacientes en lista de espera

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo junto al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre/
El consejero de Presidencia, Elías Bendodo junto al consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre

Los quirófanos aumentan su actividad con 110 intervenciones diarias y se reducen un 22% la demora media, lo que supone rebajar en 46 días la espera para estas intervenciones

JOSÉ LUIS PIEDRA

El plan de choque puesto en marcha por La Junta para reducir las listas de espera en la sanidad andaluza ya está dando sus frutos y el balance realizado hasta ahora ya pone de relieve que sus primeros positivos resultados que cifran ya en 6.178 los pacientes que han salido de dichas listas, lo que supone una reducción de un 3,9%. Además, se ha rebajado en un 22% el tiempo de demora media hasta situarse en 46 días, según los datos ofrecidos hoy por consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, que informó al Consejo de Gobierno de la marcha del citado plan hasta el pasado 30 de junio.

Aguirre aseguró que todo ello ha sido posible gracias a una nueva gestión para optimizar los recursos y también a una mejor rentabilización de los quirófanos, que han aumentado su actividad en un 8,65% con 110 operaciones cada día entre marzo y junio.

El consejero explicó que han bajado un 26,2% los pacientes fuera de plazo o con demoras superiores a 365 días, contabilizándose 7.973 menos. En concreto, este tipo de pacientes que esperan todavía una intervención es de 22.375, cuando en diciembre eran 30.348. Aguirre se marcó como objetivo acabar a final de año con esta demora tan excesiva.

Según este balance, las listas de espera quirúrgica en registran en la actualidad un total de 151.837 pacientes pendientes de intervención, frente a los 158.015 registrado en diciembre. El esfuerzo en este plan ha permitido rebajar la demora media para estas operaciones a 162 días, cuando en diciembre alcanzaba los 208 días.

Con respecto a los procedimientos con plazo de respuesta garantizado, indicó que se redujo en 1.687 pacientes en espera –un 1,9% menos-, con un descenso de ocho días de demora media y una bajada del 15,6% en pacientes con más de 365 días de retraso, 1.838 menos en concreto.

En los procedimientos sin plazo de respuesta, la bajada fue de un 11,2% con respecto a diciembre de 2018 con 7.869 pacientes menos en las listas de espera, lo que supone una bajada de 79 días en la media de demora y una caída del 33% en aquellos pacientes que han superado los 365 días de espera, con 6.135 menos.

El titular de Salud y Familias subrayó el esfuerzo realizado por los equipos quirúrgicos en este plan y su efectiva que ha permitido realizar entre marzo y junio 10.408 operaciones más que en mismo periodo del año anterior. Y es que en 2018 se realizaron 120.380 intervenciones, mientras que en el presente ejercicio esa cifra se ha elevado hasta las 130.788. Estos datos incluyen la actividad ordinaria, extraordinaria, la continuidad asistencial y las realizadas bajo concierto, detalló el consejero, que añadió además que las intervenciones fuera de plazo o de más de 365 días se han incrementado en 5.831, lo que representa un incremento de 38,6%. En concreto, en 2018 se contabilizaron 15.103 frente las 20.934 realizadas este año.

En cuanto a las consultas de especialistas, también han mejorado notablemente y los pacientes con demoras superiores a 60 días han descendido un 26,1% y la demora media se ha acortado en 46 días, ya que se ha pasado de 176 días de espera a 130.

En la consecución de estos positivos resultados del plan, Aguirre quiso reconocer el trabajo, esfuerzo y buena gestión de los profesionales sanitarios y del personal de la administración y dirección de los centros hospitalarios, con un aumento considerable de la actividad tanto extraordinaria como ordinaria tanto en hospitales como en consultas de alta resolución y cirugía menor ambulatoria.

Informe reservado de la inspección

El consejero fue muy crítico con la herencia recibida en estas listas de espera y anunció que se van a investigar las causas por las que muchos pacientes en listas de espera estaban ocultos. En este sentido, afirmó que «está abierta en la actualidad una auditoría de inspección de servicios tras el afloramiento de nuevas listas que no estaban en el sistema informático y sí en los cajones, por lo que la gravedad de esta situación nos ha llevado a la apertura de una información reservada por parte de la inspección para constatar estos hechos».

Como ejemplo del descubrimiento de estas nuevas listas se refirió a oftalmología, donde había 22.230 pacientes que no estaban inscritos y había pasado más de 300 días cuando el plazo legal es solo de 30 días.

Aguirre destacó la gran apuesta por la información clara y la transparencia en esta nueva etapa de gestión del nuevo gobierno, ofreciendo todos los datos y detalles de estas listas de espera y la marcha del plan que puede seguirse a diario a través de la página web del sistema andaluz de salud. A partir de ahora, ha añadido,

El consejero anunció que a partir de ahora se va a afrontar una segunda fase para agilizar los plazos de aquellos pacientes pendientes de primeras consultas, con una especial atención con las interconsultas hospitalarias siendo el siguiente objetivo del plan los pacientes pendientes de consultas procedentes de atención primaria«.

Conciertos privados

El consejero realizó un firme defensa de los conciertos con la sanidad privada siempre con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de los pacientes. De hecho, informó que un 6,1% de las intervenciones quirúrgicas de este plan de choque se han realizado en hospitales concertados. Aguirre negó aumento alguno en este sentido e informó que se han realizado un total de 642 operaciones por derivación en la sanidad privada, aunque dejó claro que «a este gobierno no le duelen prendas tener que sumar con recursos privados y aumentar los conciertos para atender las necesidades de la sanidad andaluz y de los pacientes que están en lista de espera».

A su juicio, «todas las comunidades autónomas tienen conciertos y el anterior gobierno también por un montante de 175 millones«, por lo que avanzó que se van a mantener y se van a aumentar estos conciertos para seguir optimizando recursos, especialmente cuando estén a tope de funcionamiento todos los quirófanos de la red pública.

50% más de actividad quirúrgica en verano

El verano no será un parón para este plan de choque, según el consejero, ya que contempla aumentar un 50% más la actividad quirúrgica cada mes para que parte de este plan lo puedan absorber aquellos quirófanos que durante la época estival se quedan fuera de funcionamiento.

El máximo responsable de la sanidad andaluza defendió esta planificación para el verano que permitirá también tener activas hasta el 90% de las camas hospitalarias, cuando en veranos anteriores solo se alcanzaba el 60% o el 70%. El plan permitirá conjugar esta actividad en los centros hospitalarios del interior con el despliegue que se realizará en la costa, donde se focaliza gran parte de la atención sanitaria en verano debido al aumento de la población por el turismo en el litoral.