Cs pide al Parlamento que denuncie los ataques a sus líderes durante el Orgullo

Sergio Romero comparece en el Parlamento andaluz. :: sur/
Sergio Romero comparece en el Parlamento andaluz. :: sur

Vox cuestiona las ayudas a estos colectivos tras los incidentes en esta marcha por su política «sectaria y frentista»

JOSÉ LUIS PIEDRASEVILLA.

Ciudadanos (Cs) quiere que el Parlamento se pronuncie y condene la violencia sufrida por sus dirigentes el pasado sábado en Madrid, durante los actos de celebración del Orgullo LGTBI. Así lo requirió la formación naranja en una proposición no de Ley registrada en la cámara autonómica para su debate en el Pleno. Una propuesta que no entró a tiempo para la reunión de ayer de la Mesa de la Cámara y que, por tanto, no entrará en la sesión plenaria de la próxima semana, posponiéndose su debate para septiembre.

En esta iniciativa Cs pide que el Parlamento muestra su repulsa contra los «intolerables actos de odio y violencia» sufridos por varios miembros de su partido en el Orgullo, así como que se condenen también «las declaraciones de autoridades públicas y portavoces de entidades LGTBI que han justificado tales actos violentos, culpabilizando a las víctimas y no a sus agresores».

Cs sostiene que la lucha por los derechos de estos colectivos y las conquistas sociales conseguidas hasta ahora son «una causa común que es de toda la sociedad y no el patrimonio de ninguna ideología o partido político». El portavoz naranja en el Parlamento andaluz, Sergio Romero, rechazó que se pretenda excluir expresamente a formaciones políticas como Cs de la participación en los actos del Orgullo con un señalamiento impropio para una ocasión que busca celebrar, precisamente, la libertad, la tolerancia y la no exclusión.

Romero manifestó que «la defensa de los derechos del colectivo LGTBI no puede ser patrimonio de nadie y nunca se debería haber roto la unión y armonía que tiene que existir al respecto». Cs presentó este miércoles una denuncia a la Fiscalía por delitos de odio, amenazas e injurias presuntamente cometidos contra sus representantes en dicha manifestación del Orgullo, enmarcando los hechos en «una clara maniobra organizada».

Las reacciones a esta propuesta de Cs han sido dispares. El portavoz del PP-A, José Antonio Nieto, dijo que «el Parlamento andaluz condene lo acontecido en esta marcha de Orgullo tiene encaje parlamentario en tanto que aboga por llevar al debate político algo que no es positivo para la democracia».

Por su parte, la portavoz de Adelante, Inmaculada Nieto, rechazó esta iniciativa para evitar convertir al Parlamento en un «escenario montapollos», mientras que el parlamentario socialista, Rodrigo Sánchez Haro, sostuvo que no tiene sentido esta propuesta con un informe policial tan claro.

Reducir subvenciones LGTBI

Los incidentes en la marcha del Orgullo han llevado a Vox a cuestionarse en Andalucía las ayudas a determinadas asociaciones del colectivo LGTBI por buscar el fomento de una «política sectaria y frentista de la realidad y por no tener que una utilidad social».

El portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, precisó que «es el momento de plantearse hasta qué punto se deben seguir manteniendo subvenciones y ayudas a estas asociaciones». Una reducción que no se plantea, sin embargo, el propio Gobierno, tal y como se deduce de la respuesta que recibió Hernández del portavoz naranja.

Fue el propio Romero quien aseguró que la Consejería de Igualdad que gestiona su partido nunca dará un paso atrás en esta materia de ayudas a asociaciones y colectivos que tienen que ver con la defensa de los derechos individuales de las personas. Además, sentenció que sí tienen una utilidad social.