La nueva realidad política de Andalucía

Un momento del debate en el programa emitido anoche. / Foto: Salvador Salas | Vídeo: 101 TV

Periodistas, analistas y expolíticos debaten en el programa 'La Alameda' la resaca del 2D, los motivos de la aparición de Vox y el futuro del PSOE tras perder el poder

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

Con la resaca fresca de las elecciones del 2D, el programa de 'La Alameda' de 101tv –coproducido por SUR y presentado por el director de este periódico, Manuel Castillo– se centró en las causas que llevaron al vuelco electoral, pero también en el futuro más inmediato tras los comicios, que no pasan solo por la gestión de la comunidad autónoma más poblada de España, sino también por las inminentes elecciones municipales y europeas, amén de unas hipotéticas generales.

Al histórico militante del PSOE Enrique Linde; y al exportavoz de IU en la Casona del Parque y profesor universitario, Pedro Moreno Brenes; se sumaron el subdirector de SUR, Javier Recio; los periodistas de esta casa, Ana Pérez Bryan y Antonio Montilla;y la periodista Berta González de Vega. En un intenso debate con posiciones muy dispares, los analistas trataron de aportar algo de luz sobre el resultado electoral de hace dos semanas, aunque todos coincidieron en realizar una sincera autocrítica, ya que ni los partidos ni los medios fueron capaces de predecir el resultado.

Sobre la pérdida de votos del PSOE, Linde defendió que éste había sido probablemente el resultado más llamativo de la historia democrática en España. «Ganó la abstención», sostuvo el expolítico, que aunque no discutió cierto «hartazgo» del votante de izquierdas, considera que el resultado es producto de varios factores encabezados por un «exceso de confianza» que se trasladó a la campaña electoral. «Ahora la gente decide el voto más tarde, y el ejemplo más claro es lo que ha sucedido con Vox. El voto es muy complejo y cuentan muchas cosas, aunque creo que la ausencia de Pedro Sánchez en la campaña ha sido crucial. Díaz pensaba que Andalucía era una burbuja y ha personalizado demasiado», defendió el socialista, que sobre la gestión en sí misma se preguntó –ante la insistencia de sus contertulios– si había sido mejor hace cuatro años.

Por su parte, Moreno Brenes destacó también el hartazgo, aunque puso sobre la mesa otros factores como el de la prepotencia de Díaz, o el de la corrupción. «Se han juntado varios factores, aunque hay que recordar que el PP ha tenido una bajada de votos estrepitosa, y que Ciudadanos pensaba en el sorpasso aunque haya quedado como el gran triunfador», argumentó el profesor, que cree que Vox condicionará el futuro gobierno, y sobre el que pidió no «banalizar» ni «frivolizar» ante el marcado carácter de ultraderecha de sus propuestas.

Vox

Precisamente, el papel que jugará el partido de Santiago Abascal fue uno de los temas candentes del debate, tal como ha venido sucediendo en estos últimos días en todos los análisis sobre las elecciones. Tanto Pérez Bryan como Recio, Montilla y González de Vega coincidieron en que no es un voto «franquista», aunque la última puso encima de la mesa el cuestionamiento que desde los partidos liberales europeos se está haciendo sobre la posibilidad de pactar con este partido, desde el propio Manuel Valls hasta la la dirección del grupo del Parlamento Europeo. Aun así, todos coinciden en el cambio de postura del partido de Rivera del primer día a la semana siguiente. «Al final es postureo», señaló Javier Recio, ya que en su criterio –y en el del resto– los tres partidos del arco de la derecha llegarán a un acuerdo para desalojar al PSOE de la Junta de Andalucía tras 36 años. ¿Y qué pasará ahora con Susana Díaz? ¿Cuál será su papel? Ante eso, muchas elucubraciones y nada en claro. Aún queda mucha tela por cortar y varias elecciones en el horizonte.