Moreno reclama más dinero para la convergencia de Andalucía en Europa

Moreno estrecha la mano del presidente del Comité de las Regiones, Karl-Heinz Lambertzo. / Efe

El presidente defiende ante el Comité de las Regiones autonomía en los fondos de cohesión e insiste en una atención especial por el 'Brexit'

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSAEnviada especial. Bruselas

La segunda jornada de la delegación andaluza con el presidente Juanma Moreno al frente estuvo centrada en el Comité de las Regiones Europeas, un órgano de consulta obligada para cualquier política de la Unión Europea. No decide nada, por ello el formato de las intervenciones de los participantes es el de ruegos, peticiones y propuestas o acuerdos. Moreno tuvo ante este organismo dos intervenciones ayer. En la primera reclamó el objetivo de la convergencia de los fondos estructurales ante la Comisión de Desarrollo Regional y la Comisión de Política de Cohesión Territorial y Presupuesto de la Unión Europea.

En la tarde pronunció su primer discurso en el plenario del Comité de las Regiones en el que volvió a dar cuenta de la preocupación en Andalucía por los efectos del 'Brexit'. Antes de esta última intervención tuvo un encuentro con el presidente del comité, Karl-Heinz Lambertz, donde ambos coincidieron en la importancia del papel de este organismo como mediador en las decisiones de la UE. Moreno puso en valor la aportación local y regional para hacer «más Europa en momentos de escepticismo» con la salida del mercado común europeo de Reino Unido. Este tema fue el principal asunto del que habló Moreno en su primera visita oficial a Bruselas, además de los aranceles de Estados Unidos.

No obstante, de lo que más se escuchó hablar en el foro de ayer en Bruselas es de los fondos de las regiones, y entre ellos los de cohesión, cuando se está a pocos meses de cerrar el marco presupuestario para los próximos siete años. Hasta la generosa Alemania está apostando por los recortes y las regiones perceptoras hacen 'lobby' en los pasillos para no perder ayudas. Andalucía debe mucho a estos fondos estructurales, con los que se han desarrollado numerosos proyectos de infraestructuras. La meta principal era la convergencia con otros territorios de la UE. Dejó de ser objetivo número uno, pero en el futuro marco volverá al grupo de los más necesitados. Esto a priori era una buena noticia porque implicaba que pese a los recortes presupuestarios, Andalucía sería compensada con fondos de cohesión. El problema es que las últimas negociaciones apuntan a un recorte superior al sugerido por la Comisión Europea en 2018. Hay una alianza auspiciada desde el Comité de las Regiones para que se respete que sea cual sea el presupuesto, un tercio se destine a las regiones. Andalucía ha recibido 8.500 millones de euros en el marco actual desde 2014, sin contar las ayudas de la política agraria común (PAC). Para el marco 2021-2027 está en juego que pueda ser incluso inferior.

En este contexto, Moreno lanzó dos mensajes. Pidió que se garantice el objetivo de la convergencia de los territorios para que en el futuro marco presupuestario a partir de 2021 las partidas reflejen «distribuciones suficientes y adecuadas». Es decir, más dinero para que Andalucía siga convergiendo con las regiones más prósperas. Moreno resaltó que la política de cohesión es la «piedra angular del proyecto europeo y un símbolo inequívoco del principio de solidaridad, que desde los inicios ha inspirado el proceso de integración europea».

Primera fase

El presidente andaluz también reclamó autonomía de los territorios en la primera fase del diseño de los fondos, para que se les oiga y no sean solo los estados los que decidan sobre sus programas, «prioridades de financiación» y distribución. Moreno utilizó el término de «gobernanza multinivel» de la cohesión. No tiene sentido, dijo, «centralizar» las decisiones sobre programas que se ejecutan desde el propio territorio. Calificó de «enorme importancia» que se alcance «cuanto antes» un acuerdo sobre todo ello.

El presidente andaluz anotó que Andalucía, la comunidad más poblada de España, es frontera europea con el continente africano, ya que está a sólo 14 kilómetros de Marruecos a través del Estrecho. No hizo mención a la presión migratoria que padece Andalucía por su localización frente a las costas norteafricanas, pero sí quiso dejar constancia de la «importancia crucial» para la cooperación transfronteriza marítima con esta zona y dijo confiar en que la negociación permita no retroceder «ni un milímetro».

En sus primeras intervenciones oficiales en órganos de la Unión Europea como presidente andaluz, Juanma Moreno quiso dejar constancia de su vocación europeísta en «un momento histórico como el que vive Europa», en alusión sin mencionarlo al 'Brexit'. «Sabemos que solo hay un único camino y es más y más Europa», enfatizó. Por la tarde, cuando aún no sabía si el vuelo a Sevilla le permitiría pronunciar su discurso en el plenario, Moreno hizo un balance muy positivo de la visita. En parte por la atención recibida, con demostrado interés de los interlocutores por Andalucía y en parte por su propio convencimiento de que hay que estar en Bruselas mucho más. «Andalucía había perdido espacio», dijo Moreno a los periodistas. En su equipo comentaron que en la entrevista con Phil Hogan, comisario de Agricultura, este le había anotado que no era bueno para el futuro reparto de fondos que los concedidos en este marco «no hayan sido ejecutados en tiempo y forma». Solo un 20% de los 8.500 millones de euros han sido certificados y aunque hay plazo hasta 2023, en el ejecutivo de PP-Cs se reprocha una acción laxa del anterior ejecutivo socialista.

Moreno quiso transmitir que la Junta va a cambiar de proceder y los consejeros y él mismo visitarán con más frecuencia Bruselas para que Andalucía tenga «voz» en los asuntos que le afectan. «Andalucía tiene que ocupar el espacio que no ha tenido; y lo ocupamos nosotros o lo ocuparán otros».

Moreno vuelve a Sevilla convencido de haber mejorado la interlocución con Bruselas. En su apretada agenda ha habido hueco para el grupo popular europeo del comité de las regiones en una entrevista con su presidente, Michael Schneider. También recibió un gran aplauso de eurodiputados populares, con su presidente, Manfred Weber, al frente. Para los populares europeos, grupo mayoritario, Moreno se ha convertido en una estrella tras alcanzar el Gobierno de Andalucía, la mayor región.

«Andalucía tiene queocupar en Bruselas el espacio que nunca ha tenido»

En sus primeras intervenciones oficiales en órganos de la Unión Europea como presidente andaluz, Juanma Moreno quiso dejar constancia de su vocación europeísta en «un momento histórico como el que vive Europa», en alusión sin mencionarlo al 'Brexit'. «Sabemos que solo hay un único camino y es más y más Europa», enfatizó. Por la tarde, cuando aún no sabía si el vuelo a Sevilla le permitiría pronunciar su discurso en el plenario, Moreno hizo un balance muy positivo de la visita. En parte por la atención recibida, con demostrado interés de los interlocutores por Andalucía y en parte por su propio convencimiento de que hay que estar en Bruselas mucho más. «Andalucía había perdido espacio», dijo Moreno a los periodistas. En su equipo comentaron que en la entrevista con Phil Hogan, comisario de Agricultura, este le había anotado que no era bueno para el futuro reparto de fondos que los concedidos en este marco «no hayan sido ejecutados en tiempo y forma». Solo un 20% de los 8.500 millones de euros han sido certificados y aunque hay plazo hasta 2023, en el ejecutivo de PP-Cs se reprocha una acción laxa del anterior ejecutivo socialista.

Moreno quiso transmitir que la Junta va a cambiar de proceder y los consejeros y él mismo visitarán con más frecuencia Bruselas para que Andalucía tenga «voz» en los asuntos que le afectan. «Andalucía tiene que ocupar el espacio que no ha tenido; y lo ocupamos nosotros o lo ocuparán otros».

Moreno vuelve a Sevilla convencido de haber mejorado la interlocución con Bruselas. En su apretada agenda ha habido hueco para el grupo popular europeo del comité de las regiones en una entrevista con su presidente, Michael Schneider. También recibió un gran aplauso de eurodiputados populares, con su presidente, Manfred Weber, al frente. Para los populares europeos, grupo mayoritario, Moreno se ha convertido en una estrella tras alcanzar el Gobierno de Andalucía, la mayor región.