Moreno pide a Pedro Sánchez que se tome «en serio» formar Gobierno

Moreno, con Ángeles Muñoz, este lunes en Marbella./Josele
Moreno, con Ángeles Muñoz, este lunes en Marbella. / Josele

Díaz culpa a Iglesias del bloqueo a la investidura: «Lo que quiere es enmascarar dónde él quiere estar»

HÉCTOR BARBOTTA y MARIA DOLORES TORTOSAMarbella

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reivindicado este lunes la estabilidad política de la que goza esta comunidad autónoma y ha contrapuesto esta realidad con el bloqueo institucional que sufre España por las dificultades que está encontrando Pedro Sánchez para conseguir respaldos para su investidura. Moreno ha reclamado al candidato socialista que se tome en serio el encargo formulado por el Rey.

El mandatario andaluz, que realizó su primer visita institucional a Marbella desde que es presidente, subrayó que en las negociaciones entre el PSOE y Podemos «ha habido mucho teatro, mucho ruido y pocas nueces» y mostró su sorpresa porque después de que ambos partidos hayan ejercido como socios preferentes en la anterior legislatura, ahora exista «este tira y afloja» que está bloqueando institucionalmente al país.

Según Moreno, se está jugando no solamente con los intereses de los españoles, sino también «con algo muy serio, porque el jefe de Estado ha designado a Sánchez como candidato a la presidencia del Gobierno y lo que tendría que haber hecho es tomárselo más en serio». En ese sentido, destacó que cuando alguien quiere ganarse el apoyo de otra fuerza política, «lo primero que tiene que tener son ganas, ilusión e iniciativa» y que al presidente en funciones le ha faltado todo eso. En su opinión, ha ido a remolque cuando se debería haber dedicado desde el primer momento a buscar apoyos. En ese sentido, puso como ejemplo a Rajoy, que durante la anterior legislatura consiguió el respaldo de Ciudadanos, «que no era suficiente, pero que concitó el apoyo de otras fuerzas políticas».

El presidente de la Junta advirtió que si la estrategia de Sánchez consiste en forzar nuevas elecciones y presentarse «como el desvalido candidato al que nadie ha apoyado», está destinado a fracasar. «Eso no va a funcionar», dijo Moreno, que destacó que están en juego la estabilidad institucional, política y económica y reclamó por ello que cuanto antes la izquierda se ponga de acuerdo para formar gobierno. Recordó también que tanto las transferencias a la Junta como una docena de convenios entre ambas administraciones están bloqueadas como consecuencia del retraso en la investidura.

Frente a esta situación de bloqueo, Moreno subrayó que Andalucía está a punto de aprobar el Presupuesto para este ejercicio, lo que en su opinión supone una gran noticia ya que desbloquean inversiones públicas y privadas, y en ese sentido contrapuso esa situación con la inestabilidad política en el Gobierno central y en muchas comunidades autónomas. «Aquí hay un Gobierno estable, sólido y capaz y eso es muy importante en término de inversión», destacó.

Declaraciones de Díaz

Por su parte, la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz, culpa a Pablo Iglesias del bloqueo a la investidura de Pedro Sánchez y le acusa de «deslealtad absoluta» para que haya un Gobierno de izquierdas. Díaz, expresidenta de la Junta, casi siempre se ha mostrado distante del líder de Podemos, desde que este partido también fomentó el bloqueo a su investidura como presidenta en 2015. Cuando al año siguiente Pedro Sánchez tuvo la oportunidad de gobernar España, Díaz se mostró escéptica sobre el apoyo de Podemos y el tiempo le dio la razón.

La ruptura de Sánchez con Iglesias, anunciada por el primero, le ha dado alas a la andaluza para interrumpir su silencio sobre las negociaciones para formar Gobierno y arremeter contra Iglesias. «Parece que quiere volver a repetir lo que hizo en el año 2016: impedir que haya un presidente socialista», recordó Díaz en un encuentro con periodistas en la toma de posesión de Fernando Rodríguez Villalobos como presidente de la Diputación Provincial de Sevilla. Para Díaz no cabe duda que el conflicto nace por el afán de protagonismo de Pablo Iglesias y su deseo de ser vicepresidente del Gobierno. «Lo que quiere enmascarar es dónde él quiere estar, por encima de los intereses de España y de la voluntad de la inmensa mayoría de los ciudadanos», afirmó.

Asegura que no entiende la actitud de Iglesias que, según Díaz, le lleva a una «deslealtad absoluta a la izquierda, a la gente progresista, a los españoles, que merecen cuanto antes un Gobierno que eche a andar». Díaz apuntó a la división interna en Podemos que ha generado la consulta a las bases que ha propuesto Iglesias: «Algunos la han llamado ridícula e impostada», dijo en alusión a Teresa Rodríguez, líder regional del partido morado.

Podemos Andalucía rechaza un gobierno de coalición en España y exige un pacto con el PSOE con medidas muy exigentes como la derogación de la reforma laboral del PP. Díaz lo analiza de la siguiente forma: «Han sido muchos los dirigentes de distintos lugares de España los que han visto que la consulta es una gran farsa, que quiere enmascarar su deseo personal de anteponer donde él quiere estar».