Montero dice que jamás ha hablado con Sánchez sobre sustituir a Susana Díaz

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este miércoles. /EFE / Julio Muñoz
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, este miércoles. / EFE / Julio Muñoz

La ministra de Hacienda pide mesura al Gobierno PP-Cs y que no presente datos «falsos» sobre la herencia recibida

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSAMálaga

La presencia de María Jesús Montero en Andalucía en general, y en Sevilla en particular, siempre suscita preguntas de los periodistas sobre si será en un futuro rival de Susana Díaz en unas primarias del PSOE a la Presidencia de la Junta. Mucho más desde que la ministra de Hacienda es cabeza de lista al Congreso por Sevilla en una lista sobre la que la dirección regional del PSOE andaluz, bajo el mando de Díaz, ha mostrado su disconformidad. Montero ha querido zanjar cualquier nubarrón en las relaciones con su antigua jefa en el Gobierno andaluz. «Jamás he hablado con el presidente del Gobierno ni en forma de insinuación ni diálogo sobre ser candidata a la Junta de Andalucía», ha respondido esta mañana en un desayuno coloquio.

Montero ha querido dejar claro que no está en clave andaluza en estos momentos. Ha respondido con un «sí» rotundo cuando se le ha preguntado en el foro sobre si los periodistas piensan mal cuando se le enfrenta a Díaz por el liderazgo andaluz del PSOE. Montero es para muchos sanchistas la alternativa preferida a la expresidenta de la Junta. Esta no estaba en el desayuno organizado por la Ser, aunque sí la portavoz del PSOE-A, Ángeles Férriz, el portavoz parlamentario, Mario Jiménez, y el exvicepresidente Manuel Jiménez Barrios. Todos susanistas.. «No sé si soy rara, pero cuando estoy en una responsabilidad como ahora de ministra de Hacienda la vivo como mi último destino, como mi estación término», ha respondido. Sobre Susana Díaz se ha remitido a lo que ayer dijo de ella Alfonso Guerra: «La veo fuerte y convencida».

También ha querido pasar de puntillas sobre el hecho de que la militancia de Sevilla la colocara en el undécimo puesto de la lista al Congreso, aunque luego la dirección provincial, liderada por la susanista Verónica Pérez, la recolocara como número uno siguiendo las indicaciones de Ferraz. «Comprendo a la militancia, cada uno tendría su lista, que sería distinta de la del que está al lado». Ha expresado su convicción de que los roces en la elaboración de las listas no van a influir en una desmovilización del PSOE para ganar las generales en Andalucía.

Críticas al bipartito PP-Cs

Montero ha sido más rotunda cuando ha respondido sobre los datos denunciados por el bipartito PP-Cs sobre la herencia recibida de los ejecutivos socialistas, como listas de espera en sanidad y dependencia, el incumplimiento de la ejecución presupuestaria y la pérdida de 500.000 euros diarios por la prescripción del plazo de devolución de ayudas de la Junta por falta de reclamación, que ayer denunció el consejero de Presidencia, Elías Bendodo. Montero ha lamentado la «ligereza» con la que se dan datos con elementos que pueden ser falsos. «Deben aclararlo porque eso sería muy grave y yo como ministra de Hacienda quiero saberlo. No entiendo lo que quieren decir. Creo que son excesos verbales que tienen responsabilidad», ha manifestado sobre esto último.

Noticias relacionadas

Montero pide mesura y seriedad al Gobierno de la Junta. «Da la impresión de que tienen que poner todo patas arriba para justificar el incumplimiento de las promesas electorales, que se van cayendo por el camino conforme pasan los días», ha lamentado. «Sería lo mismo que si yo digo que el Gobierno del PP en España ha perdido cien mil millones de euros por una inejecución del 3 por ciento», ha dicho sobre las fallas en la ejecución presupuestaria de los socialistas. «¿Se imaginan que yo, al llegar al Gobierno de España, hubiera puesto cifras sacadas de contexto para intentar dar una mala impresión de la gestión de las cuentas? ¡Nos hubieran intervenido de inmediato!», ha añadido.

Montero, que ha sido la responsable de las cuentas públicas andaluzas como consejera de Hacienda desde 2013 a 2018, y antes de Salud, ha defendido la gestión que ha dejado en herencia: «Esta comunidad ha gestionado de forma más eficiente, con más rigor, que el conjunto de las comunidades de España», ha dicho para recordar que la deuda andaluza está tres puntos por debajo de la media española. Ha reclamado al ejecutivo de Juanma Moreno que «haga su programa de gobierno» y «deje de echar balones fuera». «¡No salgo de mi asombro!», ha exclamado en relación a las listas de espera en la dependencia y a la denuncia de la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz, de que el PSOE ocultó casi 35.000 personas de la estadística oficial. Ha dicho que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, firmó «de su puño y letra» en el año 2012, cuando era secretario de Estado de Servicios Sociales, cambios normativos en materia de dependencia por los que la Junta de Andalucía dejó de recibir 2.700 millones de euros.