Montero anuncia la armonización fiscal de las comunidades en la hoja de ruta de la nueva financiación

La ministra de Hacienda justifica que se retrase la reforma del sistema porque el PP no hizo nada y ve imprescindible un acuerdo PP-PSOE, como defendió Rajoy

M. D. T. /AGENCIAS SEVILLA. MADRID.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, intentó ayer volver a explicar en la sesión de control del Congreso el por qué el Gobierno retrasa el nuevo sistema de financiación de las autonomías, defendiendo lo contrario de lo que dijo siendo consejera de Hacienda en la Junta. Montero culpó de nuevo a su antecesor, Cristóbal Montoro, porque no le ha dejado ni medio folio sobre la modificación, dando por hecho que no pensaba tampoco hacer nada al respecto esta legislatura. También anotó como imprescindible el consenso entre PP y PSOE, los dos partidos que gobiernan la mayoría de comunidades, algo que también advirtió varias veces el expresidente Mariano Rajoy y que en Andalucía se criticó con dureza.

Montero intentó no parecer demasiado incongruente con su anterior etapa en la Junta y con un guiño a la posición de Susana Díaz que siempre esgrimió que la financiación debe salir de un acuerdo de las comunidades, Montero habló de que se debe «llegar al consenso» y alcanzar «un compromiso» entre el PP y el PSOE, pero, «previamente», otro entre el Gobierno y las comunidades autónomas.

Como respuesta a una interpelación urgente presentada por el PP en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Montero aseguró que trabajará «sin descanso» por intentar lograr ese consenso, para dotar a los ciudadanos de una mejora en la financiación de la sanidad, la educación, los servicios sociales o la dependencia. La ministra avanzó cuál va a ser su «hoja de ruta» en este empeño, anunciando una reclamación de Andalucía cuando ella era consejera de Hacienda: La armonización fiscal para que no haya comunidades que hagan 'dumping' con otras como en el caso del impuesto de sucesiones.

Montero también incluyó en esa hoja de ruta la cuantificación de la insuficiencia financiera de las comunidades autónomas, el reparto de ingresos en los distintos niveles de las administraciones públicas, o incluso la «reforma profunda» del Consejo de Política Fiscal y Financiera para «escuchar con voz clara el planteamiento de los diferentes territorios».

En el debate, el portavoz adjunto del PP en la Comisión de Hacienda del Congreso, José Vicente Marí, cargó contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por no haber tardado «ni una semana» en «frenar en seco» a su ministra en materia de financiación autonómica, en «desautorizar» a la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y al resto de 'barones' socialistas. «Mientras usted como consejera tenía todas las urgencias, ahora, ya como ministra, de urgencias nada», acusó a Montero. Esta reiteró que no podrán completar la reforma de la financiación porque deben «partir de cero». El PP no puso «ni la primera piedra» en la negociación, aseveró. Según ella, Pedro Sánchez se ha limitado a ser «realista» y, aunque ha admitido que el modelo de financiación estaba «caducado» desde 2014, también reprocha al PP no haber hecho «nada» hasta 2017.

En el Parlamento andaluz, por su parte, PSOE y PP defenderán sendas proposiciones no de ley para reafirmar el acuerdo de exigencia del nuevo modelo que fraguó Montero siendo consejera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos