Monago se decanta por Cospedal

NURIA VEGA MADRID.

Fuentes del PP interpretan que Cospedal y Sáenz de Santamaría se han granjeado los apoyos del «aparato». Pero creen que «hay mucho voto suelto» que podría llevarse Casado, que ha extendido sus redes en escalones inferiores de la jerarquía del partido: algunos cargos intermedios, alcaldes o concejales. Esto hace impredecible el resultado final. Voces territoriales se explican así que las candidatas miren con recelo al exvicesecretario de Comunicación. Cospedal llegó ayer a situar a Casado en la órbita de Aznar.

Los altos dirigentes del PP, y aunque la mayoría de barones mantienen la neutralidad, van poco a poco situándose con las dos candidatas. Así, mientras Moreno se decantó del lado de Santamaría, el presidente del partido en Extremadura, José Antonio Monago, avaló a Cospedal: «Conozco de su tenacidad y capacidad y, sobre todo, me gusta una cualidad que tiene y es que siempre da la cara. Y en la vida cuando das la cara te la parten muchas veces, como a mí, pero me gusta esa gente». En el partido sostienen que estos posicionamientos marcan en cada territorio el camino a seguir, pero admiten que el resultado es imprevisible. García-Margallo, de hecho, vaticinó que, pese a la ventaja con la que parten «los candidatos del sistema», en el congreso del 20 y 21 de julio «los feligreses no van a seguir a los párrocos». Que votarán lo que les venga en gana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos